La familia Rivero solo se querella contra el vecino que persigue derribar su chalé

R. A. AVILÉS.

La familia Rivero ha presentado querella contra el vecino que persigue derribar el chalé de su propiedad en Salinas, y no contra su esposa, magistrada de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, como por error publicó este diario. La querella, que ha sido admitida a trámite por el Juzgado número 3 de Avilés sostiene que dicho vecino «aprovechando la influencia de su esposa, ha utilizado todos los mecanismos a su alcance, y los que en teoría no lo están, para adelantar expedientes o conseguir evitar que se dictaran determinadas resoluciones».

El denunciado habría «utilizado diversos organismos públicos para fines puramente privados», presionándoles al objeto de que emitiesen las resoluciones administrativas y judiciales que dieron pie a la orden de demolición parcial del chalé de la familia Rivero. Además de la Fiscalía, tales presiones también se habrían ejercido contra el Ayuntamiento y la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias. El juez aprecia que «los hechos presentan características que hacen presumir la posible existencia» de un delito de tráfico de influencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos