Fernández aclara que la aprobación del vertedero no requiere modificar el PGOU

El planeamiento urbanístico prevé que estos proyectos se tramiten a través de un Plan Especial, que pasará por el Pleno

S. GONZÁLEZ NUBLEDO.

La aprobación del vertedero de Montegrande, en Cancienes, no requiere la modificación del Plan General de Ordenación Urbana ya que este ya prevé la tramitación de este tipo de proyectos. Para poder aprobar la iniciativa propuesta por Excavaciones y Demoliciones Bergantiños es necesario, en cambio, un Plan Especial, que deberá pasar por el Pleno para su visto bueno.

Un trámite al que ayer se opuso el grupo municipal de Izquierda Unida, que si bien apuntaba que «el Plan General, elaborado mientras IU estaba en el Gobierno, prohibe tal ubicación», ayer el equipo de gobierno lo desmentía y recalcaba que «el Plan General de Ordenación permite la instalación de vertederos, siempre que sean de unas determinadas características y se siga un procedimiento». Siendo este el que se está llevando a cabo con la elaboración del 'Plan Especial para regularización de fincas con relleno en Montegrande'.

Los requisitos contemplados en el planeamiento urbanístico corverano en vigor son los mismos que se recogen en las leyes nacionales, es decir, que se trate de un vertedero de inertes, como es el caso. El equipo de gobierno indicaba ayer que «una vez se disponga del informe medioambiental favorable por parte del Principado, es cuando se tramita el Plan Especial y este se lleva a Pleno para su aprobación».

Es en este punto en el que Izquierda Unida instó el pasado miércoles a los socialistas a «no aprobar el Plan Especial para cambiar la calificación del suelo y que se ordene el cese de la actividad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos