El frío y la poda, claves para la producción del manzano

Enrique Dapena enseña a los asistentes a podar un manzano. / A. G.-O.
Enrique Dapena enseña a los asistentes a podar un manzano. / A. G.-O.

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

«La poda del manzano es una de las partes más importantes a la hora de mejorar la productividad del mismo». Enrique Dapena, técnico del área de cultivos hortofrutícolas y forestales del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), explicó ayer a los profesionales del sector sidrero la necesidad de cuidar bien los ejemplares para lograr los resultados esperados.

Según apuntó durante la 'Jornada de poda y cuidados de invierno en plantaciones de manzano de sidra', los árboles necesitan durante el invierno una acumulación de frío para favorecer la floración, que después debe dejar paso a una acumulación de calor. La distancia a la hora de plantar los ejemplares también es importante, debiendo dejar entre dos y tres metros entre cada árbol.

Unos consejos que los asistentes pudieron comprobar de primera mano en las instalaciones que el Serida tiene en Villaviciosa. Allí, Dapena les mostró el trabajo de investigación que están realizando tanto con las antiguas variedades de manzanas seleccionada, como con las aceptadas recientemente por el Consejo Regulador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos