El gobierno pide «un cambio de actitud» a los colectivos ecologistas

Lamenta «que no celebren» el descenso de la contaminación que registra en Los Campos la estación hasta ahora ubicada en Rovés

J. F. GALÁN LOS CAMPOS.

El gobierno de Corvera defiende el traslado a Los Campos de una de las dos estaciones medidoras de la contaminación que hasta ahora había en el entorno de la planta de Fertiberia en Trasona a la vez que «lamenta la actitud de constante enfrentamiento en lugar de colaboración» de los ecologistas. «Han optado por la crítica y la discordia en lugar de celebrar que se hayan obtenido datos positivos, como los que registra esta estación», manifiesta a través de un escrito. Es su respuesta a las críticas vertidas por el colectivo ecologista al cambio de ubicación, al considerar que la nueva, junto al polideportivo, está «escondida» y que, por tanto, los valores que recoge no son significativos.

Hasta ahora estaba en el perímetro de Fertiberia, en Rovés, a escasos cincuenta metros de casas habitadas. Según el portavoz del colectivo, Fructuoso Pontigo, «la han cambiado porque era la que peores datos daba», con numerosas superaciones sobre el techo legal permitido en partículas PM10. La que se mantiene en Fertiberia, «que era la que recogía datos menos malos, llegó ayer (el jueves) a 84 microgramos por metro cúbico de aire, mientras que la que de Los Campos se quedaba en 16», añadió.

El gobierno de Corvera sostiene que «por lo que parece, a los ecologistas solo les interesa poner instalaciones debajo de los tubos de escape o al lado de chimeneas para poner el grito en el cielo en lugar de conocer la calidad del aire que respiramos los vecinos de Corvera en nuestro entorno urbano». La nueva ubicación, «está en un espacio abierto de casi 20.000 metros cuadrados en la que hay numerosas viviendas, y es precisamente por eso por lo que interesa conocer el nivel de emisiones».

El gobierno de Corvera subraya que «la defensa del medio ambiente no es ni puede se patrimonio de un solo colectivo, puesto que es algo que nos afecta y preocupa a todos», y pide «un cambio de actitud» al colectivo ecologista. «Respetamos su función, que además consideramos muy necesaria, y compartimos con ellos la necesidad de velar por el medio ambiente, pero el gobierno, formado por vecinos y vecinas de Corvera, es el primer interesado en que el aire que respiramos todos los días esté limpio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos