El gobierno de Soto asegura ahora que la piscina de La Bouza no tenía licencia

R. A. AVILÉS.

El Pleno de Soto del Barco fue ayer breve y apenas se ahondó en uno de los asuntos más importantes del día: las preguntas de la oposición sobre la granja-escuela Palacio de la Bouza, en Riberas, donde un niño de cinco años, Izan Álvarez, perdió la vida el pasado 25 de julio ahogado en la piscina de la instalación. Izquierda Unida se interesó por la situación legal en la que se encontraba la granja, después de que en la Comisión de Hacienda se hubiera comentado que contaba con una licencia de carácter provisional, pero ayer, el gobierno confirmó que la piscina no contaba con ningún tipo de permiso.

La granja llevaba funcionando desde el año 1989, y en todo este tiempo miles y miles de niños han pasado por sus instalaciones. Algunos de ellos, como Izan, en campamentos de verano, y otros en jornadas más cortas. Ahora se ha confirmado que la piscina no se había tramitado ningún tipo de licencia para la piscina, donde ocurrió el fallecimiento del niño.

El alcalde, Jaime Martínez Corrales, no pudo asistir ayer a la sesión por problemas personales, y en su lugar fue el primer teniente de alcalde, Francisco Javier García Rodríguez, el encargado de moderar la sesión y responder a las preguntas de la oposición. Se escudó en un supuesto secreto de sumario del caso que el abogado de la familia, presente en la sala, desmintió que existiera, según explicó el portavoz de Izquierda Unida, Miguel Ángel López. El letrado trató de hacer una pregunta al Pleno, pero no le fue concedido el turno de palabra al no estar regulada una posible intervención del público en las sesiones.

Desde Izquierda Unida aseguran que seguirán insistiendo para saber en qué condiciones operaba el negocio. «Tiene que saberse la verdad de lo que ha ocurrido», dice López, que considera que hay «una parte judicial pero también otra política», y es ahí precisamente donde su grupo quiere ahondar, para lo que estudia nuevas acciones en el Ayuntamiento.

«Estamos todos de acuerdo en que es un tema que hay que tratar con delicadeza, pero hay mucho secretismo en todo esto», critica el portavoz de IU.

Fotos

Vídeos