Gozón intensificará los controles del agua de la playa de Bañugues

Zona de la playa pendiente de acondicionar por Costas. /  P. G.-P.
Zona de la playa pendiente de acondicionar por Costas. / P. G.-P.

La medida responde al informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente, que recoge que no cumple con los criterios de calidad exigidos

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

El Ayuntamiento de Gozón intensificará los controles del agua de baño de la playa de Bañugues. La medida responde al informe emitido por la Agencia Europea de Medio Ambiente, que declara que el agua de este arenal no cumple con los criterios de calidad exigidos. Según explicó el alcalde socialista Jorge Suárez, el mencionado informe corresponde al pasado año, «pero a tenor de las analíticas efectuadas por el Principado en verano únicamente hubo una que no dio apta para el baño. Y curiosamente fue la realizada el 17 de septiembre, cuando ya había finalizado la temporada». No obstante, de cara a la nueva estación vacacional que dará comienzo a efectos de los servicios el próximo fin de semana, «se realizarán comprobaciones quincenalmente para garantizar que pueda estar apta para el baño», añadió Suárez.

El regidor gozoniego sostiene que mientras no se solucione la conexión de la red de saneamiento de Bañugues mediante un bombeo a la tubería general que discurre entre Luanco y la Estación Depuradora de Aguas Residuales ubicada en Maqua, «no se podrá garantizar la calidad del agua de baño de la playa».

Este proyecto se encuentra en marcha tras la declaración por parte del Ministerio de Medio Ambiente de interés público de la obra. La previsión, por tanto, es que el plan eche a rodar este año tras la aprobación de los presupuestos generales del Estado.

Obra pendiente

Mientras tanto, el alcalde gozoniego confía en que también dentro del ejercicio actual se acometa el proyecto pendiente en el borde Este de la playa. Esta actuación estaba planificada para el pasado otoño, quedando aplazada pese a disponer de una inversión de 216.974 euros, quedando supeditada también a la aprobación de los presupuestos del Estado del actual ejercicio. Los trabajos pendientes, que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses, consisten en la construcción de un muro de defensa frente a las mareas. De esta manera, se podrá ampliar en 265 metros cuadrados la superficie del arenal en la zona donde se ubican las duchas. Estas mejoras son complementarias a las realizadas en la primera fase con una inversión de 581.851 euros, en 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos