Gozón pide regular el acceso a la playa de Verdicio, «con coches casi en la orilla»

El Ayuntamiento compra una parcela privada para construir una vía peatonal, adaptada a minusválidos, que deje espacio entre la arena y los automóviles

ELENA RODRÍGUEZ LUANCO.

El verano llega a su fin y toca hacer balance de la temporada de playas. El Ayuntamiento de Gozón ya tiene conclusiones. Una de ella es que la playa de Verdicio, con más de 88.985 usuarios este verano, está cada vez más saturada de coches. Ya no es solo que se formen atascos, dice, es que la servidumbre de tránsito (la franja que seis metros que ha de quedar libre desde la ribera del mar) tampoco se está respetando. Hay propietarios privados que tienen autorización del Principado para cobrar por dejar aparcar en sus fincas. Sin embargo, hay automóviles que están ocupando ese espacio que debe quedar expedito. «Hay coches prácticamente pegados a la orilla», sostiene el alcalde, Jorge Suárez. El primer edil considera que el arenal necesita una regulación y, por eso pide a Costas, tanto de ámbito regional como nacional, que se aplique lo previsto en el Plan Especial de Suelo de Costas (PESC). Mientras tanto, el Ayuntamiento ha comprado una parcela de 900 metros cuadrados para que el arenal cuente con un acceso público (hasta ahora carece de él). Ahora será el Gobierno central el que lo construya y lo adapte para discapacitados. Todo, también para salvaguardar dicho espacio. El coste de la adquisición no llega a los 6.000 euros. Y, como en el resto de los arenales del concejo, cree que es necesario «llegar a un acuerdo con la iniciativa privada para reordenar los aparcamientos de las playas.

No es la única reflexión. El primer edil reconoce que no está nada conforme con los accesos y la falta de aseos en las playas, especialmente en Verdicio y Xagó. El equipo de gobierno ya ha dado un primer paso este año en Bañugues, con la instalación de casetas desmontables que permiten albergar baños, cambiadores y duchas, también adaptados para personas con algún problema de movilidad. La inversión ascendió a 21.000 euros.

Es precisamente en esta playa donde, durante el verano, los usuarios pagan dos euros por aparcar, una medida que ha suscitado no pocas quejas. El regidor socialista replica que, a diferencia de las demás, ya cuenta con servicios y estacionamiento público. «Mientras eso no ocurra en el resto, no se va a cobrar», asegura. Afirma que solo en Bañugues «la conservación del área recreativa cuesta 10.000 euros por temporada, cifra a la que hay que sumar los 21.000 de la plataforma desmontable». La recaudación del servicio -gestionado por la Asociación de Parados de Gozón- «no cubre ni de lejos eses desembolso», dice.

Bolsa regional de socorristas

Otro problema es la falta de socorristas. En 2016 formó una bolsa con 62 profesionales, que este año, después de contactar con todos, quedó rebajada a 38, de los que se incorporaron 36. Salvo Antromero y Carniciega, todas contaron con el servicio, dependiente del Ayuntamiento. «Ajustando cuadrantes, se pudo prestar». Pero en los últimos veinte días, se quedaron sin seis, lo que afectaba de lleno a Xagó. Para solucionarlo, contrató a seis profesionales de Gesprin. Para evitar situaciones así, aboga por que los concejos adheridos al Plan de Salvamento de Playas dispongan de una bolsa autonómica de socorristas. Será una reclamación que eleve a la Federación Asturiana de Concejos. «Elaborar una bolsa para tres o cuatro años supone dinero y tiempo para que luego ocurra eso».

Temas

Gozón

Fotos

Vídeos