Gozón saca adelante la privatización del alumbrado público con el apoyo del PP

El Pleno de Gozón contó con la presencia de gran cantidad de vecinos que asistieron como público. / P. G.-P.
El Pleno de Gozón contó con la presencia de gran cantidad de vecinos que asistieron como público. / P. G.-P.

IU pidió la retirada de la propuesta del PSOE por dudas de tipo legal sobre las condiciones contractuales del servicio

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

La propuesta de privatización del servicio municipal de alumbrado público del equipo de gobierno del PSOE se aprobó ayer con los votos favorables de los seis concejales del grupo municipal del PP. Durante el largo debate en el que se abordaron las cláusulas que se recogerán en el pliego de condiciones para su contratación, IU solicitó la retirada de la moción socialista alegando «dudas» de tipo legal.

Esta interpretación, que se hizo desde la bancada de la coalición de izquierdas, se basó en las explicaciones ofrecidas por el ejecutivo respecto a los plazos que deben regir en los nuevo contratos que realicen las administraciones públicas. Ante estas dudas el alcalde Jorge Suárez explicó que la razón de la misma obedece a que el Ayuntamiento solicitó informes al organismo estatal que regula la variedad de contratos «que es solo consultivo y no vinculante a la incitativa».

En sus exposiciones puso el acento en que Gozón «seguramente es de las primeras administraciones locales que antes de establecer las condiciones para la concesión del servicio hace consultas de este tipo, cuando el plazo supera los cinco años de duración». Una respuesta que no convenció al portavoz de IU, César Fidalgo, que acusó al alcalde de «improvisar solo para presentar una justificación de los objetivos logrados en su mandato de cara a las próximas elecciones locales». Esta puntualización la hizo en base a los números «que dicen que al final el Ayuntamiento pagará una factura superior en 150.000 euros anuales a la que actualmente se paga de 335.000 euros», según dijo.

La duración de la concesión será de 18 años y contará con 2,6 millones de inversión El PP defendió la iniciativa en base a las ventajas económicas y a la calidad del servicio

Por su parte, el portavoz del PP, Ramón Artime, que inició su discurso afirmando «que es la decisión más difícil y complicada del actual mandato», puso como ejemplo las decisiones similares adoptadas por su partido durante su etapa de gobierno. «Nuestras iniciativas de privatizar igual no fueron todas aceptadas pero fueron la mejor alternativa para los vecinos, los mejores servicios con el menor coste posible».

Mientras tanto, la postura en defensa de la iniciativa por parte del alcalde, Jorge Suárez, se justificó con la imposibilidad de hacer frente al desembolso municipal que supone el servicio. «Personalmente me gustaría dar la razón a IU y poder disponer de cinco trabajadores con dedicación exclusiva al servicio de alumbrado público. Pero, finalmente, la conclusión que sacamos de esta iniciativa es que el Ayuntamiento está obligado a ejercer un control sobre el trabajo que realizará la empresa concesionaria». El acuerdo final recoge un contrato de 18 años para renovar y mantener la red de alumbrado público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos