Gozón, sin vertidos a La Ribera

Aspecto de las obras de renovación de los sistemas de saneamiento y abastecimiento en el casco urbano./
Aspecto de las obras de renovación de los sistemas de saneamiento y abastecimiento en el casco urbano.

Los trabajos consisten en conectar varios edificios del casco urbano de Luanco a la red de saneamiento y en renovar tuberías muy antiguas La Consejería de Infraestructuras financia las obras para evitar fugas en la playa

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

El Ayuntamiento de Gozón resolverá definitivamente los problemas en el sistema de alcantarillado del casco urbano de Luanco. Durante estos días se están ejecutando las obras para conectar varios edificios a la red general de saneamiento. De esta manera se pondrá fin a los constantes vertidos de aguas residuales a la playa urbana de La Ribera. Los trabajos realizados han sido contratados por la Consejería de Infraestructuras por un importe de 60.100 euros. La actuación incluye, además, la sustitución de la red de abastecimiento que suministra agua a los inmuebles situados en la Plaza de La Canal.

Según explica el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, «debido al mal estado del sistema de tuberías se ha procedido a su renovación para mejorar la presión y evitar también las constantes fugas en la red de abastecimiento de este barrio». Pero, por encima de todo, Suárez destaca la importancia de estas obras en materia de saneamiento. «Los vertidos de aguas negras a través del aliviadero situado en la playa de La Ribera era nuestra principal preocupación. Y es que, incomprensiblemente, algunos de los edificios colindantes se quedaron sin enganche a la red general cuando se instaló el sistema en su primera fase». A este problema se unió que «las tuberías, de PVC y muy antiguas, empezaron a sufrir constantes roturas y fugas». Una vez que finalicen las obras, que se encuentran en un estado muy avanzado, las aguas residuales serán conducidas hasta el sistema de bombeo situado en la Plaza del Muelle y de ahí, a través del colector general, a la estación depuradora situada en Maqua.

Vital para la bandera azul

Con esta actuación y la que también se lleva a cabo en el barrio de Peroño -esta vez con una inversión estatal de 468.864 euros-, la capital del concejo de Gozón dejará de emitir vertidos al mar. Es un objetivo que se marcó en este mandato el gobierno municipal. Lo pone de relieve Jorge Suárez, quien recuerda que «mientras existan estos problemas, la playa de Luanco no optará al sello de la Bandera Azul a la calidad de sus aguas y sus servicios». Ahora, y con vistas a la próxima temporada estival, este problema quedará solucionado. Las zonas de la costa de La Ribera y La Mofosa dejarán de verter, garantizando así la calidad de las aguas de baño en el litoral de Luanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos