Un guardia civil de Corvera recibe una paliza al intentar detener a un delincuente

El agente, fuera de servicio, quedó tendido en el suelo, y precisó ser trasladado al Hospital San Agustín./E. C.
El agente, fuera de servicio, quedó tendido en el suelo, y precisó ser trasladado al Hospital San Agustín. / E. C.

El agresor, que tiene antecedentes y se encuentra huido, propinó al agente varias patadas y puñetazos, y precisó atención hospitalaria

Sheyla González
SHEYLA GONZÁLEZ

Uno de los agentes que prestan servicio en el puesto de la Guardia Civil de Cancienes, en Corvera, ha recibido este martes una fuerte paliza cuando intentaba detener a un prófugo de la justicia. Los hechos se produjeron en Los Campos, cuando el guardia civil se encontraba fuera de servicio y se disponía a regresar a su domicilio. En ese instante divisó como un hombre, conocido en la zona, sobre el que pesan varias órdenes de detención se subía al ALSA que cubre la línea Oviedo-Avilés de paradas.

El agente se subió a su vehículo para seguir de cerca al autobús, a la vez que daba aviso a la patrulla que prestaba servicio en ese momento. Al llegar a la localidad de Los Campos y ante la posibilidad de que el prófugo se bajara del vehículo y se le perdiera la vista, decidió darle el alto para proceder a su detención.

Lejos de facilitar la tarea, según relatan fuentes de la Guardia Civil, el hombre, que iba acompañado de otras dos personas, se puso violento y la emprendió a golpes con el agente al que propinó varios puñetazos y patadas. La víctima quedó tendida en el suelo ante la mirada de los vecinos y del resto de pasajeros del autobús, que se encontraba detenido en medio de la vía.

El agresor logró huir de la zona con la ayuda de sus dos acompañantes aunque la Guardia Civil le tiene totalmente identificado y ya ha comenzado la búsqueda. Sobre el agresor pesan varias órdenes de detención por el incumplimiento de condenas relativas a daños contra el patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos