La Guardia Civil detiene a un hombre por el robo de dos viviendas en Viodo

El supuesto culpable, M. F. G., de 48 años, sufrió un accidente durante la huida que permitió localizarle tras quince días de búsqueda

A. G.-O. LUANCO.

Efectivos de la Guardia Civil de Gijón han detenido a un hombre por el robo de dos viviendas en la parroquia gozoniega de Viodo el pasado 30 de marzo. El ladrón, que fue visto en el interior de una de las casas, sufrió un accidente durante la huida que facilitó su posterior identificación. Tras quince días, el culpable, M. F. G., vecino de Gozón y de 48 años, pudo ser capturado. Las diligencias han sido entregadas en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción cuatro de Avilés.

Los hechos tuvieron lugar la noche del pasado 30 de marzo. A las 21.45 horas, una vecina de Viodo que regresaba a su domicilio atisbó, para su sorpresa, una persona en el interior. La mujer pudo llegar a ver desde el exterior cómo el supuesto culpable entraba a una de las habitaciones.

El susto fue tal, que inmediatamente dio la vuelta en su coche hacia la carretera. Desde allí, llamó a su hija para contarle lo sucedido y pedirle que diese aviso a la Policía.

Mientras esperaba, pudo ver cómo esta persona, «un varón vestido con ropa oscura o de camuflaje y con la cabeza y el rostro cubiertos con una capucha», salía de su vivienda y se dirigía hacia el monte, donde a pocos metros se ubicaba la casa de su hija. La Guardia Civil comprobó después que el ladrón había entrado en uno de los domicilios rompiendo el cristal de la puerta de entrada y en el otro destrozando la ventana.

El hombre logró llevarse más de 3.000 euros en metálico y diversas piezas de oro (cuatro anillos, una pulsera, una cadena y una medalla). También se hizo con unas gafas de sol, bisutería y varios bolsos.

Inspección del vehículo

En ese mismo intervalo de tiempo, según informan desde la Guardia Civil, otro vecino que circulaba por la zona observó cómo un turismo se incorporaba a su carril con las luces apagadas y sufría una salida de la carretera a tan solo unos metros de distancia. El conductor, al ver que se acercaba, decidió huir del lugar corriendo a gran velocidad sin darle tiempo a actuar.

Inmediatamente, la Policía Local de Gozón, avisada por los vecinos, comenzó la búsqueda del hombre sin éxito. Fue la inspección del coche abandonado la que permitió dar con el propietario. En el interior también encontraron parte del botín. La dueña resultó ser una vecina de Gozón, quien aseguró a la Guarda Civil que el vehículo era utilizado con frecuencia por su marido y que desconocía dónde se encontraba en ese momento.

Tras una intensa búsqueda de dos semanas, el supuesto culpable fue localizado y detenido como autor del robo de dos viviendas con fuerza. El caso ha sido trasladado a los juzgados de Avilés.

Temas

Gozón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos