Herida grave la acompañante de un motorista que chocó contra un coche en Luanco

E. F. LUANCO.

El accidente tuvo lugar poco el domingo, antes de las ocho menos veinte de la tarde. A esa hora, la Policía Local de Gozón recibió el aviso de que se había producido una colisión entre una motocicleta y un coche en el kilómetro 11 de la carretera AS-238, que une Luanco y Avilés, a la altura del tanatorio.

El suceso se produjo cuando un vehículo, marca Peugeot 407, matrícula 4206 GZP, salía del tanatorio y se encontró de frente con la motocicleta, una Honda CDR -9268 DRG- de gran cilindrada, que golpeó la parte posterior del turismo sin que el conductor del vehículo se percatase casi de lo sucedido, según afirmó uno de los agentes. Como consecuencia del impacto, la joven acompañante del motorista, vecina del concejo, salió despedida del vehículo «unos cuantos metros», según consta en el atestado que instruyeron los agentes que acudieron al lugar de los hechos.

La joven, al parecer, sufrió lesiones graves «en los tobillos, costillas y otras partes de su cuerpo», afirmaron las fuerzas de seguridad. Por este motivo, tras ser atendida en un primer momento 'in situ' por los miembros de la ambulancia de Luanco fue trasladada posteriormente en una UVI móvil al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) con pronóstico reservado.

El conductor de la moto, por su parte, también vecino de Gozón como su acompañante, fue trasladado al Hospital San Agustín de Avilés para someterse a una exploración ya que presentaba heridas de leve consideración, según fuentes policiales. En el vehículo, que sufrió daños severos en la zona del maletero, viajaban varios jóvenes, también del concejo, que resultaron ilesos.

Según el atestado, el conductor del vehículo afirmó que no vio la moto por lo que se baraja que podría circular a una velocidad considerable. Al suceso acudieron además de la Policía Local, que fueron los primeros en llegar al lugar del accidente, la Guardia Civil de Tráfico, encargada de practicar las diligencias para remitirlas al juzgado. Los resultados del test de alcohol y drogas resultaron negativos. Dada la gravedad de los hechos fue necesario que los agentes controlasen el tráfico tras el suceso para no entorpecer la circulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos