Homenaje a un «católico y un sentimental»

El párroco recibió una placa como regalo. / A. G.-O.
El párroco recibió una placa como regalo. / A. G.-O.

Más de trescientas personas celebran los veinticinco años del sacerdote José Manuel García como párroco de Candás

A. G.-OVIES CANDÁS.

José Manuel García lleva veinticinco años siendo párroco de Candás. En este cuarto de siglo ha conseguido ganarse el cariño de numerosos vecinos de la villa, como ayer quedó de manifiesto en el homenaje que le brindaron en la antigua fábrica de Ortiz. Más de trescientas personas quisieron arroparle en una fecha tan importante, para demostrarle la importancia que su labor ha tenido a lo largo de estos años en el día a día de la parroquia. «Cuando empezaron a organizar todo esto, me dijeron que tenía que tener el corazón preparado para hoy y tenían razón. Estoy muy emocionado», aseguraba.

García llegó a Candás hace veinticinco años tras fallecer el anterior párroco. A lo largo de este tiempo ha celebrado numerosas homilías y ha bautizado a buena parte de los niños que han ido naciendo. Cuatro de esas chicas que entonces eran bebés fueron las encargadas de presentar el homenaje. Durante su transcurso, resaltaron su «sabiduría y eficacia», así como su gran oratoria y sus conocimientos teológicos, que pone de manifiesto cada vez que celebra una eucaristía.

«Yo siempre digo que soy feo, católico y sentimental. Por eso, tengo una sospecha permanente de que no soy capaz de hacerme querer. Hoy he comprendido que no he fracasado del todo», aseguró emocionado por las muchas muestras de cariño que recibió a lo largo de la tarde. El homenaje comenzó con un vídeo con varios testimonios de quienes han tenido la oportunidad de trabajar a su lado a lo largo de todo este tiempo.

El encuentro contó con la presencia de la alcaldesa, Amelia Fernández, quien resaltó la buena relación que había existido siempre entre la parroquia y el Ayuntamiento. «Hay que agradecerle los años que lleva al servicio en este pueblo. Un servicio que ha prestado en una época de profundos cambios sociales, políticos y religiosos en los que las instituciones del pasado, una de las cuáles es la Iglesia, sufren las consecuencias de una sociedad en la que todo avanza con demasiada rapidez», afirmó.

Placa conmemorativa

El párroco recibió de mano de dos feligresas de la parroquia una placa conmemorativa de esta fecha tan señalada: «Después de veinticinco años voy a tener que decir: 'Santo Cristo de Candás, sigo aquí hasta que tú quieras». El acto, que comenzó con una misa en la iglesia, finalizó con un pincheo para todos los asistentes en Ortiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos