El homicida de Villaviciosa pidió ayuda a Cáritas un mes antes del crimen

Brayan Tuero./ E. C.
Brayan Tuero. / E. C.

«Nos hubiera gustado auxiliarle más. Nos pareció que estaba muy solo», aseguran en la entidad, que le ofreció un piso en Oviedo que él rehusó

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La conmoción por la muerte de Adrián Gancedo sigue latente en Villaviciosa, una localidad a la que le está costando volver a la normalidad. El culpable del apuñalamiento, Brayan Tuero, lleva desde el domingo en prisión provisional sin fianza. Al parecer, hace poco más de un mes, el joven de 20 años había acudido a pedir ayuda a Cáritas porque, según explicó a los voluntarios, en esos momentos se encontraba viviendo solo. Desde la entidad maliaya intentaron hacer todo lo posible para ayudarlo y mejorar su situación, aunque al final acabó rehusando su apoyo.

Tuero fue atendido por dos personas que en esos momentos se encontraban en la sede de Cáritas. Los voluntarios le propusieron, ante su situación, irse a vivir a un piso a Oviedo, pero -según explicaron- debía hablar antes con una de sus compañeras de la capital por lo que lo citaron unos días después. Llegado el momento, el joven no acudió a la cita y cuando lo llamaron explicó que no podía acercarse.

Decidieron entonces darle una nueva oportunidad y le propusieron una nueva fecha. En esa ocasión, tampoco apareció. «Nos dijo que había encontrado trabajo y que ya no lo necesitaba», recordó la voluntaria que lo atendió. La maliaya quiso compartir su experiencia durante la visita a la sede de Cáritas del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, quien estará los próximos meses recorriendo el Arciprestazgo de Villaviciosa. «Nos pareció que estaba muy solo en el mundo», afirmó.

Ante las negativas de Tuero, desde la organización decidieron entonces no volver a molestarlo. Semanas después, la noticia del apuñalamiento les sorprendió y la sensación de desasosiego no ha desaparecido. «Nos hubiera gustado prestarle más ayuda. Tenemos dolor por él», lamentaron.

La historia fue escuchada atentamente por el arzobispo, quien les animó a estar tranquilos y les aseguró que ellos hicieron todo lo posible por ayudarlo, aunque los hechos les dolieran igualmente al haber estado con el hacía tan poco tiempo. «Una personas que mata a otra, se mata también a sí mismo», aseguró. Cáritas Villaviciosa cuenta en la actualidad con 52 voluntarios. Sus principales proyectos son el apoyo a las personas mayores y el Espacio con Corazón, con el que intentan dignificar la entrega de ropa, pero también atienden a todo el que acuda a pedirles ayuda para la compra de comida o libros.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos