Los hoteles de Castrillón cuelgan el cartel de completo

La playa de Salinas atrae a miles de personas los días de calor.
La playa de Salinas atrae a miles de personas los días de calor. / MARIETA

Los días lluvia no asustan a los visitantes, que eligen el concejo como su destino vacacional para estos meses de julio y agosto

S. G. SALINAS.

Ni los días de lluvia ni las nubes han asustado a los turistas que han elegido Castrillón como su destino vacacional de este año. Los hoteles del concejo han colgado el cartel de lleno, antes incluso que otros años. Aunque Salinas, con la playa como principal atractivo, es el que se lleva la mayor parte de visitantes, otras localidades como Piedras Blancas o Naveces también han llenado sus plazas para julio y agosto.

Castrillón no cuenta con una gran capacidad hotelera, ya que dispone de pocas camas, pero aún así los responsables de los diferentes establecimientos destacan «lo rápido que se han cubierto las plazas. Este año hemos notado que se ha reservado todo mucho antes, desde hace meses tenemos habitaciones cerradas para clientes», destaca Laura Arias, responsable del Hotel Marqués de La Moral, de Naveces, y del Camping Las Gaviotas, de Santa María del Mar, que también roza el lleno para las próximas semanas.

Como ella, en el Hotel Piedras se muestran «muy contentos por la afluencia de visitantes. Aunque han venido días malos la gente viene igual, son de fuera y no les importa el tiempo», recalcan. Mientras, en Salinas, el hotel Castillo de Gauzón tiene el 95% de sus plazas ocupadas, «quedan algunos huecos para algunos días pero son pocos. Son datos muy buenos», apuntan sus responsables.

A estos habría que sumar los diferentes alojamientos y hostales relacionados con el surf que viven ahora su temporada alta. Además, en Salinas proliferan también los alquileres de viviendas vacacionales, que llenan los edificios de la localidad durante semanas o quincenas, e incluso por meses enteros. Es este último el que ha conllevado la única crítica del verano en el concejo, que proviene del sector inmobiliario local. «Con la nueva normativa de alojamientos turísticos que obligan a inscribirse en Turismo y otra documentación, los propietarios se gestionan sus propias reservas y ya no pasan por las agencias. Si que es cierto que el volumen de alquileres ya había bajado anteriormente pero este año es mucho peor que otros porque nadie ha venido en busca de alojamiento», destacan desde la inmobiliaria Prado, que presta sus servicios en Salinas.

Te recomendamos

Fotos

Vídeos