«Impresionantes» belenes para la Navidad maliaya

Un hombre fotografía el llagar de viga de las Clarisas. / A. G.-O.
Un hombre fotografía el llagar de viga de las Clarisas. / A. G.-O.

Los seis nacimientos que este año forman la ruta de Villaviciosa se llevan los halagos de los primeros vecinos en recorrerla

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

«Impresionantes, una maravilla, obras de arte». Los adjetivos que ayer recibieron los nacimientos que forman la III Ruta de los Belenes de Villaviciosa no pudieron ser mejores. Un año más, tanto Nicolás Rodríguez, en la Fundación Cardín, como Ovidio Vecino, en la iglesia de Santa María, lograron sorprender a sus vecinos con nuevas figuras, distinta distribución y un ambiente navideño difícil de superar. Como ellos, los instalados en la Casa de los Hevia y en el monasterio de las Clarisas.

Un gran belén de luz da la bienvenida a los visitantes junto a la iglesia de La Oliva, marcando así el inicio de la ruta cuya primera parada es la Fundación Cardín. Allí la obra realizada por Nicolás Rodríguez transporta al público durante unos minutos a hace más de dos mil años. Se trata de un espacio de unos cincuenta metros cuadrados -diez de ellos de largo- donde se exponen varias escenas. Cuenta, además, con efectos especiales y una narración acústica que va contando la historia del nacimiento de Jesús.

«Siempre lo vi como un don que tengo. Una labor que tiene premio: ver cómo disfruta la gente. Hoy en día los belenes son muy artísticos, son casi obras de arte», afirmó Rodríguez durante la inauguración de la ruta en la Fundación Cardín.

La segunda parada es la Casa de los Hevia. En la planta baja, un belén elaborado con piezas de playmobil, al que no le falta detalle, recibe a los más pequeños. La Asociación Belenista de Oviedo, por su parte, ha instalado en la última planta una parte del nacimiento que crearon hace tres años. «La figuras han sido hechas a palillo. Se las encargamos a un artista andaluz», explicó la presidenta de la entidad, Eulalia Nacimiento.

El del monasterio de las Clarisas es, sin duda, el más asturiano. Este año han colocado un llagar de viga, muy difícil de ver a día de hoy, y la imagen de la Santina puede verse al fondo del nacimiento con motivo del centenario que se celebrará el año que viene.

La última parada es la iglesia de Santa María. Un año más, Ovidio Vecino ha sido el encargado de su instalación. «Los belenes nacieron de la fe», aseguró el párroco de Villaviciosa, Jorge Cabal. La iniciativa puesta en marcha hace tres años por el Ayuntamiento no ha dejado de ganar visitantes desde entonces y cada vez son más vecinos que esperan con ganas la inauguración de la ruta, que podrá recorrerse desde hoy y hasta el próximo 5 de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos