Un informe jurídico ve «notorio» que la mancomunidad está en extinción

El estudio de la Universidad, encargado por Carreño, cree vigente el acuerdo alcanzado por Gozón de 2013 de separarse de la entidad

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

Un informe emitido por la Universidad de Oviedo a petición del Ayuntamiento de Carreño considera que la Mancomunidad Cabo Peñas estaría «incursa notoriamente en causa de disolución». La razón de esta petición respondió a la necesidad de buscar asesoramiento a los serios problemas por los que atraviesa el órgano supramunicipal. De este estudio jurídico se puede deducir algunas soluciones. Una de ellas pasa por que los dos plenos municipales se pronuncien sobre el futuro de la unión de concejos. En este supuesto se basa el acuerdo plenario adoptado por el pleno de Gozón en 2013, «que evidencia que, en una asociación de dos, la marcha de uno equivale a la disolución del vínculo y, por tanto, la Mancomunidad está incursa notoriamente en causa de extinción».

El informe aclara que «las decisiones sobre integración, permanencia, separación o resurrección de una mancomunidad no son competencia decisiva de los órganos de ésta, sino de los plenos municipales concernidos, por mayoría absoluta». Para ello se ampara en el artículo 35 de los estatutos, que hace referencia a la disolución.

Una vez aprobado, será la Junta de la mancomunidad la que quede constituida en comisión liquidadora. Y dicha comisión, después de asegurar la permanencia de los servicios que deban subsistir y cumplir con las obligaciones pendientes, dividirá el remanente, si lo hay, entre las corporaciones en proporción a las aportaciones de éstas.

Revocarlo

El informe jurídico de la Universidad de Oviedo también es claro respecto a la continuidad del órgano supramunicipal. Para llevarlo a cabo, será necesario el acuerdo de los plenos de ambos ayuntamientos por mayoría absoluta, tramitar un procedimiento de «refundación» que restaure el pacto asociativo y que específicamente revoque el acuerdo de separación del Ayuntamiento de Gozón de 2013. Este trámite debe realizarse «forzosamente» por parte de las corporaciones sin que puedan ser sustituidos por la Junta de la Mancomunidad o cualquier otro órgano de la misma.

En relación a la presidencia, el informe recomienda «que los cargos actuales se mantengan en funciones. Y dada la situación - en la que todos sus órganos se encuentran en funciones- deberá iniciarse la correspondiente liquidación, sin que proceda rotación alguna en la presidencia. Por tanto, el alcalde de Gozón, el socialista Jorge Suárez, es el presidente en funciones y la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández (PSOE), vicepresidenta en funciones, así como todos los órganos colegiados.

En definitiva, el informe concluye que toda la mancomunidad se halla en funciones. Máxime cuando, como se ha dicho, no hay problemas insolubles de pagos y las figuras de sustitución -y hasta suplencia por vacante- pueden cubrir transitoriamente todas las eventualidades sin necesidad de acudir a la figura del «funcionario de hecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos