La FSA intentó mediar sin éxito en el conflicto socialista con la Mancomunidad

El alcalde de Gozón reitera que el pago de las nóminas de enero a los empleados del ente «sigue estando en el aire»

P. G.-PUMARINO LUANCO.

La Federación Socialista Asturiana (FSA) intentó mediar sin éxito en el conflicto de los gobierno del PSOE de Carreño y Gozón, abierto con la gestión de la Mancomunidad del Cabo Peñas. Así lo confirmaron ayer integrantes de la organización, quienes confirmaron que «pese a esta mediación las cosas siguen si ver la luz al final del túnel». Las posiciones enfrentadas entre los alcaldes de ambos municipios no parecen tener un punto de encuentro a corto plazo y ya surgen voces de alarma que señalan el final de la unión de los dos concejos del Cabo Peñas. Una decisión que cuenta con el respaldo del PP de los dos ayuntamientos, que están dispuestos a apoyar a los socialistas de Carreño y se han postulado a favor de abrir los cauces para la disolución del ente supramunicipal a la vista de la situación actual.

Mientras tanto, el alcalde de Gozón Jorge Suárez, volvió a reiterar ayer que el pago de las nóminas del mes de enero de la plantilla de la Mancomunidad sigue estando en el aire. Según dijo, «para ello se requieren las firmas de la presidencia, vicepresidencia y la interventora. En este momento, no soy el presidente». Una interpretación que difiere de la de sus homólogos de Carreño, quienes manifestaron que las nóminas están firmadas ya por la Intervención municipal y la alcaldesa y remitidas al alcalde de Gozón para que proceda con la firma como presidente en funciones que es.

Por otra parte, el regidor gozoniego afirmó que el tema de la deuda histórica del concejo, sometida ahora a la valoración de la Sindicatura de Cuentas, se resolverá en pocos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos