«Cualquier día tenemos a los jabalíes durmiendo dentro de las casas»

Mario, Geli y Enrique García en una de las fincas destrozadas por los jabalíes. / A. G.-O.
Mario, Geli y Enrique García en una de las fincas destrozadas por los jabalíes. / A. G.-O.

Los vecinos de Quintueles critican que las cacerías del Principado «no han servido para nada» y piden convertir la zona en coto de caza

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Los vecinos de Quintueles no pueden más. Las cacerías organizadas el año pasado por la guardería del Principado para intentar disminuir la numerosa presencia de suidos en la zona parecen no haber tenido el resultado esperado. Los jabalíes siguen campando a sus anchas por las parroquias de Les Mariñes (declarada zona de seguridad), destrozando todos los campos que encuentran en su camino. «Estamos hartos de buenas palabras y ninguna solución», asegura el presidente de la entidad, Adolfo Martínez, para quien la solución pasa por convertir la parroquia en un coto de caza.

La situación, según aseguran, ha empeorado desde 2017. La presencia de jabalíes en la zona cada vez es más común, llegando a verse grupos de diez ejemplares caminando tranquilamente delante de las viviendas. «Cualquier día los tenemos durmiendo dentro de casa», sostienen. Aunque no es para menos. Mario García ha sido testigo de cómo le han destrozado su terreno hasta en cuatro ocasiones en los últimos meses. No es el único. Los ganaderos y agricultores de la zona ven día tras día cómo su trabajo se ve afectado por la presencia de estos animales. Ellos pueden reclamar los daños, una medida que no beneficia al resto de vecinos.

Los destrozos materiales no es lo único que preocupa a los residentes de la parroquia, quienes consideran «un milagro» que todavía no haya habido un accidente grave. Los animales cruzan y se pasean por las carreteras, llegando a suponer un peligro para los conductores. «¿Qué vamos a hacer los meses de verano cuando la población se duplique?», se pregunta Pedro Mur. También las mascotas están asustadas. El perro de Geli García, vicepresidenta de la asociación de vecinos, tuvo que escapar un día de uno cuando daban un paseo.

Con esta situación empeorando con el paso de los meses, los vecinos no pueden evitar recordar las palabras de hace un año del jefe del Servicio de Caza y Pesca de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Autóctono, Orencio Hernández, cuando les llegó a decir que «hay que aprender a convivir con los jabalíes». «Las administraciones están pisando a los vecinos. Ya sabían que esta situación iba a pasar y no están haciendo nada para solucionarlo», critican.

Para ellos la situación está clara y pasa por cazar. Una medida que parece no tener mucho futuro. La Asociación de Cazadores del Portal podría estar de acuerdo con la propuesta. Eso sí, contando con el respaldo de la Guardia Civil como ocurre en las cacerías del Principado.

Por el momento, la asociación de vecinos ha comenzado a hablar con la de Cabueñes para intentar unir fuerzas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos