El juzgado anula el plan de normalización lingüística aprobado en Carreño

La resolución estima así el requerimiento de la Abogacía del Estado y da quince días al Consistorio para interponer un recurso de apelación ante el TSJA

A. G.-O. CANDÁS.

El Plan de Normalización Lingüística de Carreño parece no tener futuro. Es la segunda vez que la justicia, en esta ocasión a través del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Gijón decide anular el documento tras el requerimiento presentado por Delegación del Gobierno en Asturias, a través de la Abogacía del Estado. Hace menos de un mes, era el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), el que daba la razón al PP de Carreño. El grupo municipal había manifestado en numerosas ocasiones su oposición al acuerdo alcanzado en el Pleno municipal del 28 de enero de 2016.

En esta última sentencia del juzgado gijonés, el juez hace referencia a la del TSJA, y en ella basa su fallo. «En dicho documento se constataba el carácter reglamentario del plan siendo numerosas las previsiones que encajan en lo que es propio de una directriz normativa», expone. Considera, por lo tanto, que el acuerdo no se ha tramitado conforme al procedimiento legalmente establecido para la aprobación de ordenanzas locales.

El Ayuntamiento había defendido durante el proceso el carácter indicativo del acuerdo, como se había declarado en abril de 2016. Añadieron, además, que las medidas recogidas en el plan aparecen identificadas como objetivos generales, pero no se conforman como mandatos imperativos de los que puede deducirse obligaciones. No implica, defendieron, «innovación alguna del ordenamiento jurídico ni genera obligación alguna».

Para el Consistorio quedaba probado que el acuerdo no implicaba de alguna manera dar carácter cooficial al asturiano. Su objetivo era, indicaron, «asegurar la efectividad de los derechos lingüísticos recogidos en la Ley 1/98 del Principado de Asturias». En lo que respecta a la aprobación de una ordenanza del uso del asturiano y de bilingüismo desde el Ayuntamiento reconocieron que prevén su aprobación, «aunque no es una disposición de carácter general».

Por su parte, desde la Delegación de Gobierno no comparten la tesis del equipo de gobierno carreñense. En su declaración indicaron que el plan se trataba de un instrumento jurídico-administrativo. Una postura que basan en el compromiso aprobado por el Pleno de dedicar parte de los presupuestos a la normalización lingüística, el reconocimiento de la total validez legal de las comunicaciones hechas en asturiano y el haber asumido el uso de la lengua asturiana como parte de la realidad social. Añadieron, además, que es competencia exclusiva del Principado «las materias de protección, promoción y uso del bable». Por eso, presentaron el recurso solicitando la anulación del plan.

Informe de secretaría

Ante la sentencia, que anula el acuerdo, puede ahora interponer un recurso de apelación en un plazo de quince días ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA.

El equipo de gobierno ya cuenta actualmente en su poder con un informe del secretario municipal en el que propone al Pleno «no recurrir y dar cumplimiento a la sentencia, dejando sin efecto el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Carreño de 28 de enero de 2016». Le solicitaron su opinión tras la sentencia del TSJA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos