Laviana creará una gestora para hacerse cargo del mantenimiento del cementerio

El recinto cuenta a día de hoy con 854 nichos, de los que noventa todavía no han pagado la cuota de las obras realizadas recientemente

A. G.-OVIES LAVIANA.

Los vecinos de la parroquia gozoniega de Laviana crearán una gestora para que se haga cargo del mantenimiento del cementerio local. Sus funciones serán, principalmente, la administración de las cuentas, la adjudicación de las labores de limpieza y el pago de los recibos. La decisión se tomó durante la reunión mantenida en la tarde del domingo, tras finalizar la misa por los Difuntos y cuyo principal objetivo es ayudar al párroco local, José María Cantera, en las diligencias del día a día.

Esta nueva entidad contará con unos estatutos propios donde se especifique las funciones de la misma y las labores a desarrollar por cada uno de los integrantes. Se creará, además, una cuenta bancaria para que los vecinos pueden domiciliar la cuota anual, que podría rondar los ocho euros. Los documentos están disponibles tanto en la iglesia, en el estanco de Zeluán y en el bar Quevedo de Xagó. Además, pueden solicitarse a cualquiera de los miembros de las directivas de las distintas asociaciones que existen en la parroquia.

La iniciativa surgió, según explicó el vicepresidente de la asociación de vecinos Enlaze, Francisco Muñiz, tras los problemas y «grandes quebraderos de cabeza» que el párroco y las personas que se ofrecieron a ayudarle tuvieron durante el desarrollo de las últimas obras realizadas en el recinto sagrado. La gestora entrará en funcionamiento una vez que todos los propietarios de los nichos entreguen la información necesaria para la domiciliación de los recibos. Por el momento, ya han solicitado presupuestos a distintas empresas y autónomos para que se hagan cargo de mantener en buen estado el cementerio.

Éste no fue el único tema que se trató durante la reunión. El párroco informó que actualmente el cementerio cuenta con 854 nichos, de los cuales noventa todavía estarían pendientes del pago de la cuota de las obras. En este sentido, Cantera explicó, que «la parroquia puso el dinero de aquellos que no tienen propietarios».

Tumbas y panteones

Los trabajos, realizados el pasado año, consistieron en la canalización de las aguas pluviales para eliminar las humedades y el mantenimiento de las tumbas y panteones. Para poder llevarlos a cabo se fijó una derrama de 85 euros para la financiación. La iniciativa surgió de un amplio sector de propietarios ante el mal estado en el que se encontraba al no haberse acometido ninguna mejora desde hace treinta años, cuando fue construido el camposanto.

Tras estas labores de mejora, que se realizaron en un plazo de tres meses, tanto vecinos como feligreses de la parroquia se han puesto como objetivo que el recinto siga en las mejores condiciones posibles. Algo que pretenden lograr a través de la gestora.

Temas

Gozón

Fotos

Vídeos