La Llonguera denuncia el estado de abandono de algunos de los caminos municipales

Los vecinos de La Llonguera llevan años quejándose del estado del camino.
Los vecinos de La Llonguera llevan años quejándose del estado del camino. / PATRICIA BREGÓN

El Ayuntamiento ya trabaja con sus operarios para mejorar la zona en la que hay grandes socavones y deterioro del asfalto en varios puntos

S. G. ARNAO.

Los caminos del barrio de La Llonguera, en Arnao, traen de cabeza a los vecinos desde hace ocho años. Su mal estado, los socavones, las piedras y el guijo se han convertido en sus peores enemigos en el día a día. Han presentado escritos en el Ayuntamiento e incluso una de las afectadas ha optado por acudir al Pleno municipal para reclamar una actuación urgente en la zona. Aunque en un primer momento desde el Ayuntamiento se desoyó su petición, en los últimos días varios operarios municipales acudieron a la zona para revisarla y poder realizar las mejoras correspondientes.

Son dos los caminos en cuestión. Uno de ellos de bajada a las escuelas del Ave María de Arnao y otro en el propio barrio, por el que pasan los vecinos todos los días. Son escasos metros pero «eso no es excusa para que nos tengan así durante ocho años. Con más razón arreglar esto no puede ser un gran desembolso de dinero», apuntan los vecinos. El Ayuntamiento rellenó alguno de los baches de uno de los caminos pero eso no hizo más que agravar la situación. «Ahora se ha soltado el guijo y cuando llueve se convierte en un peligro para los que no tenemos coche y vamos a pie. Por ahí pasas para todo, para tirar la basura o bien para ir a coger el autobús a la parada», explica María José, una de las afectadas.

El otro camino se encuentra reventado y lleno de grandes piedras que se han ido desprendiendo del asfaltado y que los vecinos han apartado para no provocar caídas. Al soltarse las piedras han dado lugar un gran socavón «con el que los vehículos sufren cada vez que tienen que pasar. Hay veces que ya optas por no coger el coche para no tener que pasar por ahí», lamentan.

Arnao es una localidad con una población de edad avanzada, lo que agrava los problemas al tener que pasar por estos caminos. «Vamos para mayores y no podemos sufrir esto todos los días. Presentas quejas en el Ayuntamiento y no hacen nada, te dan largas», explica María José. «Quise llevarle las fotos para que viera cómo estaba esto pero no me dan opción. Decidí ir al Pleno para mostrar mis quejas y tras él me acerqué a la alcaldesa pero no me quiso escuchar, me dijo que no era el momento», comenta la vecina, que tras estas quejas agradece que el Ayuntamiento haya movido ficha para arreglar la situación.

Los afectados piden una renovación integral del asfalto en ambas zonas, que acabe con todos los problemas. «No vale parchear las cosas porque es pan para hoy y hambre para mañana. Lo que deberían de hacer es adecentar esto en condiciones y así durará más tiempo y evitarán que sigamos quejándonos, porque lo seguiríamos haciendo si no queda bien», recalcan.

Fotos

Vídeos