Lluvia, la maestra asturiana de cuatro patas

Alumnos de Infantil del Colegio Santo Ángel de Pravia participan de una dinámica junto a Lluvia /ANA CASTRO
Alumnos de Infantil del Colegio Santo Ángel de Pravia participan de una dinámica junto a Lluvia / ANA CASTRO

Por segundo año consecutivo, el centro Santo Ángel de Pravia ofrece a sus alumnos de Infantil el método Pellitero de apoyo al aprendizaje con animales

EVA FANJUL AVILÉS.

Cuando llega al aula, Lluvia saluda a los niños con tranquilidad y se presenta a cada uno de ellos de manera distinta, adaptándose a las características individuales de los pequeños y escuchando paciente todo lo que ellos le quieren contar. «Lo más impresionante es la sensibilidad que tiene la perra, ver cómo se acerca a cada niño y en especial a los niños que tienen algún problema de conducta o a los que son más tímidos y cómo consigue comunicarse con ellos». Así describe Ana Castro, profesora de Infantil del Colegio Santo Ángel de Pravia el excepcional comportamiento de Lluvia, una cualificada terapeuta de raza labrador retriever que, a sus tres años, cumple a la perfección su labor como perra de apoyo del método Pellitero que imparte la empresa Integra.

Este es el segundo año que Lluvia acude a este centro escolar praviano para poner en práctica actividades del método Pellitero, un reputado sistema de refuerzo educativo que implica la interacción con animales. Todos los viernes del segundo trimestre, durante una hora, los 43 alumnos de 3 a 6 años de edad que cursan Educación Infantil del centro trabajan con Lluvia. Entre otras cosas, la perra motiva a los niños a la lectura y les ayuda a desarrollar sus habilidades sociales y a practicar las normas de comportamiento. Lluvia viene acompañada de dos especialistas que traen preparados cuentos vinculados a los temas que se están trabajando en clase en los que la perra es la protagonista. «Si estamos dando el tema de los alimentos, en la pizarra digital se van mostrando escenas del cuento en el que Lluvia iba a la tienda a comprar, por ejemplo. Luego sobre el cuento se hacen puzzles, se plantean preguntas y diversas actividades más en las que la perra interactúa en el aula con los niños».

El éxito de Lluvia en los niños es tal que «se pasan la semana esperando a que llegue el viernes para estar con ella», apunta la docente. Desde el colegio esperan que en un futuro se llegue a integrar este proyecto dentro del programa de becas de la Consejería de Educación, «lo que nos permitiría ofrecerlo durante más tiempo y extenderlo a Primaria», explica Ana Castro.

Lluvia forma de un programa de intervención y apoyo asistido con perros, que «selecciona y prepara a labradores retriever con características y destrezas sociales muy específicas», explica Juan Luis Pellitero, autor del método . Este programa interviene desde hace más de dos décadas con personas que padecen demencias, problemas de salud mental o discapacidad. Se aplicó por primera vez en la Comunidad Terapéutica de Salud Mental Los Canapés en Avilés. El método se desarrolla en treinta centros escolares de toda España y se está implantando en centros de Méjico y Estados Unidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos