«El lobo no ataca más que antes, pero hay alarma social»

Amador Rolán, abogado, durante su charla en las jornadas. / MARIETA
Amador Rolán, abogado, durante su charla en las jornadas. / MARIETA

S. G. LAS VEGAS.

El Centro Sociocultural de Las Vegas acogió ayer el primer seminario Lobo y Daños, organizado conjuntamente por la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa), la Asociación de Guardas de Caza del Principado de Asturias (Asguca), la Asociación Unificada de Guardias Civiles y el Fondo Asturiano Para la Protección de los Animales Salvajes Fapas). Los expertos que durante la mañana y la tarde se citaron en este seminario acodaron en hacer hincapié que «el lobo no ataca más que antes, pero se ha generado alarma social por la falta de información».

En el turno de la mañana intervenía Andrés Pozuelos, ingeniero agrícola y miembro de Fadovisa, quien hacía hincapié en que «lo bueno es que Asturias cuenta con una ley que regula las indemnizaciones. Todos los daños causados por el lobo, sean a ganaderos profesionales o no están cubiertos. Pero para eso es importante censar a todos los animales. Ese ha sido el problema en muchos de los casos. Por otro lado, yo apuesto por modernizar la ley para adecuarla a los nuevos tiempos, pues es del 89».

Por la tarde intervenía el presidente del Fapas, Roberto Hartasánchez, que pedía al Principado «dejar de dar tumbos y dejar de colaborar con la alarma social». Para Hartasánchez «hay que investigar por qué y dónde hay ataques de lobo para poder prevenirlos, como puede ser el caso de Illas, y no ir a la vía fácil de matar al animal». Considera que «la administración no ayuda» y que «en Asturias no se informa sobre lo que ocurre solo se tiene en mente la escopeta». El «barullo social interesa a mucha gente», criticó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos