Luanco cierra sus fiestas degustando la calderada del socorrín

El guiso marinero fue el protagonista de la jornada ayer. / P. G.-P.
El guiso marinero fue el protagonista de la jornada ayer. / P. G.-P.

Las fiestas del Santísimo Cristo del Socorro concluyeron ayer con la celebración de la tradicional jornada culinaria, centrada en la calderada del socorrín. Es un guiso con patatas y pescado con el que los luanquinos rinden homenaje a las habituales comidas de los marineros durante las costeras y que se sirven en los establecimientos hosteleros de la villa. Pero, además, la jornada tuvo otros alicientes como fue el concurso de pintura infantil, que en esta ocasión no pudo ser al aire libre a causa del mal tiempo. Por esta razón, el certamen se trasladó a los centros educativos locales. Los fuegos artificiales aportaron el colorido de la noche luanquina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos