Muros aprueba un presupuesto de 1,9 millones con solo un 7,6% de inversión

El Ayuntamiento tiene 1,6 millones de remanente que no puede destinar a obras por la regla de gasto

R. A. / C. R. AVILÉS.

El Ayuntamiento de Muros de Nalón aprobó ayer por unanimidad un presupuesto de 1,6 millones de euros del que la mayor parte se destinará a sufragar gastos corrientes y de personal, y solo dispondrá de 153.000 euros para llevar a cabo inversiones. «Repararemos caminos y aceras y también haremos alguna obra en los campos de fútbol, pero tenemos que ser cuidadosos porque ese dinero tenemos que repartirlo durante todo el año», señala la alcaldesa, Carmen Arango.

Paradójicamente, el Ayuntamiento de Muros dispone de 1,6 millones de euros de remanente que, sin embargo, no puede invertir por la regla de gasto impuesta desde el Ministerio de Hacienda. Así las cosas, este año solo se harán pequeños arreglos mientras el dinero se queda en el cajón.

Este año, el Ayuntamiento ingresará 1,9 millones de euros, 819.000 de ellos por la vía de impuestos directos y otros 45.500 de impuestos indirectos. Las tasas le reportarán otros 558.000 euros y las transferencias corrientes 424.000. Sus ingresos patrimoniales ascenderán a 57.500 euros y otros 90.000 vendrán de transferencias de capital.

El gobierno pedirá subvenciones al Principado y al Leader para algunos proyectos

Con todo eso se limitarán a abonar los gastos que acarrea el personal municipal, que ascienden a 615.000 euros, y los gastos corrientes y de servicios, que se llevan la mitad del montante de las cuentas: 1,03 millones. Así, las inversiones reales solo podrán ascender a esos exiguos 153.000 euros. La propia alcaldesa calificó en el Pleno de «desesperante» que el Ayuntamiento dispusiese de dinero y no pudiera gastarlo, y señaló que se están pidiendo subvenciones del programa Leader y a determinadas consejerías para poder ejecutar un mayor número de obras.

Las cuentas fueron avaladas por los seis ediles del Partido Socialista, que cuenta con una holgada mayoría absoluta, y el de la concejala del PP. No asistió a la sesión plenaria de ayer, sin embargo, ninguno de los dos ediles de Izquierda Unida. A partir de ahora hay quince días de exposición pública en los que se pueden presentar reclamaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos