Nace una nueva asociación del azabache, tras surgir discrepancias con la actual

Varios de los miembros de la asociación ante el Centro Cultural Capistrano, antes de la celebración de la primera asamblea. / A. G.-O.
Varios de los miembros de la asociación ante el Centro Cultural Capistrano, antes de la celebración de la primera asamblea. / A. G.-O.

Azabache Jurásico de Villaviciosa cuenta con una treintena de miembros que trabajarán para fomentar y proteger este producto

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

La Asociación Acebache ha perdido gran parte de sus miembros. Una quincena -un 50% del total- ha decidido distanciarse de la entidad y crear su propia agrupación bajo el nombre Asociación Azabache Jurásico de Villaviciosa. La razón son las discrepancias entre las dos partes sobre el objetivo que debían perseguir. «Habían perdido el rumbo. Solo les mueven el afán comercial. El fomento y la protección del azabache había quedado en según plano», lamenta María Pérez, quien ha sido nombrada como presidenta.

Esta nueva entidad cuenta, en su primera asamblea general, con una treintena de socios tanto artesanos profesionales como apasionados de este producto. A los miembros de Acebache se han unido otras personas del concejo. «Ahora estamos en una mala época. Acaba de terminar el verano. Nuestra intención es empezar a andar cuanto antes para tener todo el invierno para trabajar tranquilamente», explica Pérez. Junto a ella en la junta directiva están Alba García (secretaria), Carmen Valdés (tesorera) y Nacho Martín y Nardi Millar (vocales).

Uno de los objetivos principales de esta asociación a partir de ahora es elaborar un método de identificación del azabache asturiano para poder reconocerlo de la forma más práctica y rápida. «En la actualidad no lo hay y es muy necesario. Se están comercializando muchas cosas bajo el nombre de azabache asturiano que no lo es», critica Pérez.

Asimismo, los miembros de esta nueva entidad lucharán por la apertura de las minas maliayas con la esperanzada de mantener el suministro del material para que no «se extinga la tradición».

Fotos

Vídeos