«Fueron naufragios tremendos que causaron mucha desolación»

Asistentes a la misa en la iglesia de San Félix. / J. P.
Asistentes a la misa en la iglesia de San Félix. / J. P.

El párroco de Candás recuerda a las decenas de pescadores fallecidos en la mar durante el siglo XIX en la tradicional misa celebrada en su memoria

A. G.-O. CANDÁS.

«Los hemos querido aún sin conocerlos». Más de un siglo después, los vecinos de Candás siguen reuniéndose a mediados de enero para recordar a las decenas de pescadores fallecidos en el siglo XIX mientras faenaban. Fue en 1881 cuando la Sociedad de Mareantes acordó una fecha para conmemorar a aquellos que habían perdido la vida en la mar en los grandes naufragios de 1840, cuando murieron 96 pescadores, y en 1877, cuando lo hicieron otros treinta. «Fueron naufragios tremendos que causaron mucha desolación y pobreza en la zona», recordó ayer el párroco José Manuel García, durante la misa en su memoria celebrada en la iglesia de San Félix de Candás.

Una tradición que, a pesar de no reunir a tanta gente como antes, ha logrado mantenerse con el paso de los años. Una forma de «hacer memoria, recordar de una manera especial» a aquellos que ya no están. «Nuestros antepasados nos dieron el recado de acordarnos de los que perdieron la vida trabajando. Debemos hacer caso a ese mandato. Mantener su memoria viva», animó el párroco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos