«Hay negocios que se mueren, somos una especie en peligro de extinción»

Juan Fernández, actual presidente de Castricom y responsable de Lindo Pulgoso. /  MARIETA
Juan Fernández, actual presidente de Castricom y responsable de Lindo Pulgoso. / MARIETA

La nueva junta directiva tomó las riendas de la asociación en 'stand by' hace ocho meses, desde entonces ya aglutinan a más de un centenar de comercios Juan Fernández Presidente de Castricom

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Juan Fernández preside desde hace ocho meses la asociación de comerciantes de Castrillón, Castricom. La entidad se encontraba en proceso de disolución cuando doce empresarios del concejo decidieron unirse para reflotarla y evitar así su desaparición. Tras una exitosa campaña navideña preparan ya el calendario de actividades para este ejercicio.

-¿Qué diferencias hay entre la Castricom que se encontraron y la actual?

-La asociación estaba en 'stand by', nadie quería hacerse cargo de ella. Creímos que había que apostar por ella, pero fue un poco una aventura. Hoy ya estamos en marcha, con muchas ideas y sobre todo con un objetivo claro, hacer algo diferente a lo que estamos acostumbrados. No queremos hacer más de lo mismo. Tuvimos suerte porque tanto el Ayuntamiento como la Cámara de Comercio nos apoyaron y nos dieron todas las facilidades para reflotarla.

«No podemos competir con las plataformas de venta online porque nos machacan» «Castricom quiere marcar la diferencia, hacer cosas originales y no más de lo mismo» «Repetiremos la experiencia de 'Enlazados', el año pasado resultó bien»

-Han modificado también la forma de trabajar.

-Sí. No todo es comercio en el concejo. Es necesario que haya personas dedicadas a cada sector para ofrecerles lo que necesitan. Tenemos cuatro áreas diferenciadas, el comercio, la hostelería, el turismo y los servicios. De momento nos está funcionando y así seguiremos.

-¿Cuántos socios tienen en la actualidad?

-Somos más de cien los que formamos la asociación. Estos ocho meses han pasado rápido y se han conseguido avances y se ha trabajado muchísimo. El problema es que muchas cosas la gente no las ve. Pero para el poco tiempo que llevamos al frente hemos logrado sacar adelante proyectos que no hubiéramos imaginado.

-¿Qué proyectos tienen en mente para este año?

-Repetiremos la experiencia de 'Enlazados'. El año pasado resultó muy bien y eso que se hizo muy rápido. Pero al ser algo novedoso consiguió llamar la atención. Desde el Ayuntamiento nos ayudaron y todo salió bien. Los comercios y la hostelería se unieron, hubo música, y los establecimiento abrieron hasta media noche. Es un ejemplo de que si entre todos aportamos algo podremos sacar mucho partido al concejo.

-En Navidad lanzaron su propia campaña y se hicieron cargo de la iluminación, ¿fue sencillo?

-No. Es muy complicado conseguir que la gente se sume. Hay que entender que este tipo de campañas no tienen una rentabilidad directa para el comercio, sino que es por el interés general. Es necesario que se haga un cambio de conceptos para seguir avanzando. Aún así logramos los apoyos suficientes para poder iluminar muchas de las calles y poner algunos adornos en Salinas y Raíces, aunque en esas localidades no hubo muchos comercios que se sumaran a la iniciativa. A ver si este año son unos pocos más.

-¿Cómo es la relación con el Ayuntamiento?

-Buena. Ha mejorado mucho, hasta el momento nos han puesto muchas facilidades. Además se nos ha dado una subvención para poder desarrollar nuestras campañas, que ayuda mucho. Por otro lado, siempre surgen las diferencias cuando llega Navidad, hay quien dice que tiene que ser el Ayuntamiento quien pague la iluminación, pero yo soy de los que piensa que debe ser colaborativo. Los comercios tenemos que aportar, ellos nos dan la ayuda y pagan la electricidad. Hay que tener claras las prioridades.

-¿Es complicado unir a los diferentes sectores empresariales de Piedras Blancas con los de Salinas y Raíces?

-Es la asignatura pendiente. En Piedras Blancas es más sencillo encontrar apoyos, pero tenemos que trabajar duro para conseguir que en Salinas y Raíces confíen en nuestro proyecto y se sumen. Ambas localidades tienen un tejido comercial y de servicios muy interesante que podría aportar muchas cosas a la asociación.

-¿Han conseguido unir a su causa a la hostelería?

-Poco a poco, pero sí. Cuando llegamos no había nadie interesado y ahora ya tenemos varios socios de ese sector. Cada uno tiene unas características y unas necesidades especiales, pero si se trabaja todos podemos ir en la misma dirección.

-¿En qué situación se encuentra el comercio local?

-Hay que dinamizarlo. En el último año han cerrado cuatro o cinco negocios y eso no puede seguir pasando. La gente tiene que volver a comprar en el comercio local, de cercanía. Incluso hemos llegado a pensar en hacer una campaña radical. Un apagón de comercios para reivindicar nuestra situación, que los vecinos se planteen que pasaría si todos los comercios de su calle o localidad estuvieran cerrados.

-¿Las venta online les ha hecho mucho daño?

-Demasiado. No podemos competir con las plataformas de venta online porque nos machacan. Hay negocios que se mueren, somos una especie en extinción. Además, ya no contamos ni con las campañas de rebajas, ya no hay temporalidad. Es todo venta lineal por eso es necesario incentivarlo con campañas puntuales. Por otro lado, nosotros apostamos porque se regularicen todos los eventos privados que se organizan en el concejo, pedimos que se nos tenga en cuenta, nosotros queremos hacerlo bien y poco a poco.

-En verano hay numerosos eventos festivos en el concejo, ¿se sumarán a ellos?

-No queremos solapar nada, si que nos gustaría poder hacer algo cuando los festivales o con las fiestas pero que sea un relleno a los eventos en si, no que se pisen. Esa no es la solución y una vez más sería hacer más de lo mismo y nosotros tenemos la firme convicción de que conseguiremos más marcando otra línea, más original.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos