Noche de blanco en el Tenis

La noche se vistió de blanco en una fiesta con mucho estilo./
La noche se vistió de blanco en una fiesta con mucho estilo.

POR MERCEDES DE SOIGNIE

No hay verano que se precie si en el calendario no aparece marcada una fiesta ibicenca y aunque la isla nos quede lejos, casi en otra dimensión, una esmerada puesta en escena permite crear la ilusión óptica e impregna a los presentes del espíritu imprescindible para una de las propuestas festivas más interesantes.

El Real Club de Tenis ha hecho de esta celebración un clásico estival tras varios años de notable y progresivo éxito de participación. Cada nueva edición la decoración es más esmerada y amplía espacio, dentro y fuera de la terraza donde se desarrolla, hasta convertir el entorno en un escenario perfecto.

La directiva del club, consciente del gran poder de convocatoria de estas noches temáticas, abre para la ocasión las invitaciones a los no socios que cada verano acuden en mayor número a la fiesta ibicenca en concreto. El imprescindible atuendo blanco, de los pies a la cabeza, se complementa en el caso de las féminas con vistosas flores del mismo color y el resultado es de lo más refrescante. A pesar de la agradable temperatura que disfrutamos la noche del pasado sábado, el Cantábrico impone su ley y el aire fresco obligó a no pocos a tirar de cazadoras y chaquetas. No obstante, ante el objetivo de las cámaras nadie se resistió a posar siguiendo el más estricto código de vestimenta. El photocall resultó uno de los espacios más concurrido tanto a los primeros momentos como durante la celebración a la hora de dejar constancia gráfica de una velada magnífica.

La cena cóctel permitió un ambiente muy distendido donde los encuentros y las conversaciones saltaban de mesa en mesa. Otro tanto hizo el mago Pablo, que supo sacar la sonrisa de los invitados que interactuaron solícitamente.

Entre los numerosos asistentes, Emilio Jiménez, Beatriz Alonso, Marcelino Fernández, María del Mar García, Isaac Canal, Natalia Martínez, Francisco Marín, María Teresa Colao, Carlota Sanz, Carlos Suárez, Carlos Sanz, José Antonio Cerezo, Alegría Vizcaíno, Enrique Arganza, Isolina Patallo, Yolanda Martínez, Juan Carlos Fernández y Ángeles Cepeda.

Si el mes de agosto es buen momento para reunir a quienes disfrutan de las vacaciones, otros aprovechan estas fechas para viajar lo que provocó la ausencia de habituales de estas ocasiones. Se echó de menos a Alejandro y Rosa o Enrique y Mary Jose por este motivo y a César y Elena o Gonzalo y Tere, por temas laborales.

Tras la cena, donde no faltó la tradicional fuente de chocolate, que siempre triunfa, la música tomó el protagonismo para deleite de todos. Temas de la década de los ochenta hasta ahora, además de numerosas peticiones, hicieron casi imposible resistirse a bailar y darlo todo. El baile se alargó y la noche dio paso a la madrugada sin previo aviso.

Fotos

Vídeos