«El norte de la Península es el futuro del turismo en España»

Willy Díaz, frente al Bal Hotel./A. G.-O.
Willy Díaz, frente al Bal Hotel. / A. G.-O.

Willy Díaz Director Regional de Artiem, grupo que ha comprado Bal Hotel

ALICIA G-OVIESVILLAVICIOSA.

Si algo caracteriza la filosofía del grupo hotelero Artiem es que el cliente se sienta como en casa y jugar con sus sentidos, «que no se olviden de lo que les hizo sentir». Una idea de negocio que han comenzado a implantar en el Bal Hotel, tras firmar la compra de las instalaciones el pasado mes de diciembre. Con cuatro hoteles en su poder -tres en Menorca y uno en Madrid-, la cadena menorquina ha querido dar un paso más haciéndose con el cinco estrellas de Quintueles. Una decisión que para Willy Díaz, director regional de la cadena, se basa en la importancia que el Norte tendrá para el turismo español en los próximos años.

-¿Qué ha llevado a Artiem a hacerse con el Bal Hotel?

-Somos una empresa menorquina, familiar. Estamos mis padres, mi hermana y yo. Tenemos tres hoteles en Menorca y el primero que tuvimos fuera de las islas fue el de Madrid. Esta oportunidad surgió porque a nuestro director general siempre le llegan diferentes ofertas. Vinimos este verano a verlo y nos pareció un hotel espectacular. El norte de la Península es el futuro del turismo en España. El sol y playa está muy quemado. Creemos que va mucho con los valores de nuestra empresa: la naturaleza, el deporte, la calidad de vida... Este hotel reunía todas las características.

-¿Cuál fue la causa para que el hotel no acabara de arrancar?

-Tuvo varios problemas de gestión. Queremos demostrar como empresa que se inició en el turismo vacacional que no hay que distinguir éste del rural o el urbano. Aplicando un estilo de negocio sostenible tanto con las personas como con el entorno. Llevar un equilibrio en todo eso te hace una empresa eficiente y sostenible.

-La compra se realizó en diciembre, pero se han hecho cargo de la gestión este mes. ¿Cómo están siendo estas primeras semanas?

-Divertidas. Por el momento no hemos tenido que meter nada, el hotel está perfecto. El equipo tiene unas ganas locas de trabajar. Están muy motivados, con muchas ideas. Eso es algo que hay que valorar. Yo prefiero una persona menos formada, pero más afín a nuestras ideas.

-¿Van a mantener su nombre actual?

-Todavía no lo vamos a meter dentro de la cadena. Este año lo estaremos gestionando, integrando nuestra política de personas, incrementando pequeñas mejoras y acercándolo más a lo que es un cinco estrellas. Mientras tanto, paralelamente, iremos trabajando el producto que queremos tener para el año 2019. Al final de este año o principios del que viene, haremos una reforma donde crearemos el Artiem del norte de España. Aún no tenemos nombre pensado.

-¿Tienen ya un proyecto de reforma?

-Lo que buscamos siempre es que el cliente se sienta como en casa, que desconecte. ¿El que? Todavía no lo tenemos claro. Puede que sea el color del baño o poner una piscina en el jardín. Queremos que sea un hotel diferente y que contribuya al destino.

-¿La cercanía de Gijón es una ventaja o un inconveniente?

-Nuestro hotel de Madrid está rodeado de hoteles y no lo consideramos competencia porque tenemos un producto diferente. Queremos que la gente venga y disfrute del hotel. Jugar con los sentidos de los clientes, que al final es lo que más marca. Pueden olvidarse del nombre del hotel, pero es más difícil que lo hagan de cómo les hizo sentir.

-¿El cliente de Asturias es el mismo que el de Menorca?

-Es un cliente diferente, pero no del todo. Nosotros no queremos llenar el hotel, queremos que gente que comparte nuestros valores se identifique como clientes nuestros. Eso sí, aquí vendrán más españoles, por el momento, y en Menorca serán la mayoría ingleses.

-¿Está cambiando mucho el turismo?

-La gente busca cosas diferentes. Yo por lo menos cuando voy a un sitio busco que no esté lleno, prefiero ir a sitios especiales. ¿El turismo está cambiando? Sí. Y por desgracia lo que también está cambiando es el clima. El cambio climático va a calentar esta zona de España. Por tanto, mucho turista que está cansado del sur de España se va a mover a estas zonas que son más tranquilas y exclusivas.

-¿El reto pasa por fijar clientes de lunes a jueves?

-Lo que vemos que puede tener mucho tirón son las empresas que organizan viajes para sus trabajadores. Eso es una parte del turismo que no está muy explotada y aquí en Asturias tienes esa oportunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos