Nubledo, fiel a La Consolación

Procesión por la campa de la peña de La Consolación.
Procesión por la campa de la peña de La Consolación. / PATRICIA BREGÓN

La fiesta en honor a la Virgen llena el entorno de la ermita y la peña de devotos | Un grupo de mujeres se encargan de organizar la fiesta a la que acuden feligreses de todas las parroquias del concejo

S. G. NUBLEDO.

Corvera es fiel a la Virgen de La Consolación. Cada domingo después del 15 de agosto se citan en el entorno de la ermita y de la peña decenas de personas devotas de la imagen para celebrar junto a ella su fiesta anual. Ayer no fue menos y el festejo, organizado por un grupo de mujeres de Nubledo, congregó de nuevo a vecinos de todas las parroquias corveranas.

La fiesta es sencilla y centrada en los actos religiosos en honor a la Virgen. La jornada comenzó con la tradicional misa de campo, que llenó al completo la ermita, que se engalanó para la ocasión. Días antes de la celebración de estos actos, tanto las mujeres como el propio Ayuntamiento de Corvera, propietario del templo, acondicionaron todo el entorno para que luciera perfecto para el día señalado. Tras el responso, todos los feligreses acompañaron la imagen de la Virgen de La Consolación en su tradicional procesión.

Un recorrido pequeño pero muy emotivo que les llevó desde las puertas del templo hasta la campa de la peña de La Consolación. En volandas y ovacionada por sus devotos, la Virgen volvía de nuevo a su templo para resguardarse hasta el próximo año. La cita de ayer es la única en la que la imagen sale de la pequeña ermita, que se puede ver desde la carretera, tras la última intervención municipal que añadía iluminación a todo su acceso. Las mujeres de Nubledo se encargan durante todo el año del templo, de engalanarlo y cuidar la imagen de la Virgen.

A esto hay que sumar las obras que se ejecutaron para evitar las humedades que estaban dañando el interior de la ermita provocadas por pequeñas goteras. Ayer todo lució en perfecto estado para celebrar como se merece el día grande de La Consolación. Los devotos deberán esperar ahora a que llegue el mes de mayo para poder disfrutar de nuevo de su Virgen. Entonces, durante todo el mes, la ermita permanece abierta para realizar diariamente el Ejercicio de Las Flores y rezo del Santo Rosario.

La Virgen de La Consolación es la más venerada del concejo, junto con los santos San Justo y Pastor, que congregan también una gran cantidad de feligreses durante sus fiestas patronales, que se celebrarán a finales de este mes en la ermita de Solís. Dos fiestas que vienen a completar el calendario de festejos locales desarrollados en las diferentes parroquias desde el pasado mes de junio.

Fotos

Vídeos