Nuevas obras de mejora en un tramo de la Ruta del Agua a su paso por Molleda

Las obras comenzaron ayer. / LVA
Las obras comenzaron ayer. / LVA

La actuación tiene un coste de 3.000 euros y se centra en solucionar las acumulaciones de agua procedente de la zona de El Molín

J. F. G. AVILÉS.

La Ruta del Agua vuelve a estar en obras. Se concentran a la altura de El Molín, en la parroquia de Molleda, punto de acceso desde Corvera a este senda de 23,5 kilómetros de longitud que a través de Illas y Castrillón conduce hasta Soto del Barco. Con un coste de 3.000 euros, «son obras de drenaje que van a solucionar los estancamientos que se producen cuando llueve, por la acumulación que baja de la zona alta de El Molín, que dificultan la marcha», explicó el concejal de obras, Manuel Adolfo.

La senda comenzó a construirse a finales de 2008, con un presupuesto de licitación de 2,33 millones de euros, al margen de otros 238.003 destinados a rehabilitar las antiguas escuelas de Molleda y convertirlas en un centro de interpretación de la ruta, de vida efímera. Clausurado un año después, el uso del edificio fue concedido a la Asociación de Vecinos de Molleda.

La ruta se abrió en 2011, y desde entonces ha sido necesario realizar numerosas actuaciones de mantenimiento y reparación de desperfectos, en la mayoría de los casos ocasionados por avenidas. Sigue el curso del Canal del Narcea, conducción hidráulica construida por la antigua Ensidesa para abastecerse de agua procedente del río homónimo que nace en Quinzanas (Pravia), y llega hasta el embalse de Aboño, en Gijón, previo paso por los de Trasona y La Granda. Diseñado para soportar un caudal máximo de 4.000 litros de agua por segundo que fluyen a través de canales, túneles, sifones y acueductos, en el momento de su inauguración, en 1965, se presentó como uno de los complejos hidráulicos más avanzados de Europa.

La anchura de la senda oscila entre los dos y los dos metros y medio. A lo largo del camino, de uso peatonal y ciclista, se suceden pasarelas de madera, puentes y hasta cinco áreas de descanso. Dos de ellas se sitúan en el primer kilómetro del recorrido, próximas a Molleda, mientras que la más amplia se localiza frente a la fuente del lavadero de Orbón. El recorrido también está salpicado de elementos etnográficos de interés, como un puente de piedra con un solo arco de medio punto, una panera datada en el siglo XIX así como fuentes y lavaderos.

Apenas 300 metros después del inicio, desde Molleda, se cruza el río Arlós, compañero de viaje en el primer tramo. La senda continúa hasta Entrialgo, Castiellu, Xuncedo y Piniella, donde ya se puede ver el Canal del Narcea, entra en Castrillón por la Laguna y continúa por Las Huelgas y El Recuestru hasta Pillarno, la mitad del camino. A partir de ahí sigue en dirección a La Lloba, adentrándose en el concejo de Soto del Barco por Riocuevas, La Ferrería, La Corrada, Ponte hasta llegar a Soto del Barco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos