Un nuevo circuito y mucho barro

Organizadores de la Storm Race, junto con Iván Fernández y Elena Menéndez. / MARIETA
Organizadores de la Storm Race, junto con Iván Fernández y Elena Menéndez. / MARIETA

La prueba se disputa el 25 de febrero con un recorrido cruzado con salida y llegada en plaza Corvera y cerrará con una paellada de convivencia La tercera edición de la Storm Race de Corvera tendrá doce obstáculos sorpresa

SHEYLA GONZÁLEZ NUBLEDO.

La carrera de obstáculos Storm Race de Corvera promete mucho barro, sorpresas y nuevas emociones para los participantes de esta tercera edición. La prueba fue presentada ayer por sus organizadores, el alcalde y la concejala de Deportes. Se celebrará el 25 de febrero y ya cuenta con más de setecientos participantes inscritos aunque confían en superar el millar de personas.

Los obstáculos serán solo una parte de un circuito que regresa renovado y adaptado para dar cabida a deportistas de todos los niveles, incluidos niños, que contarán con su propia categoría. En total serán 7,7 kilómetros que este año no discurrirán por el entorno del pantano ya que en el embalse de celebrará a la vez una prueba deportiva. El nuevo recorrido diseñado para la ocasión partirá y llegará a Plaza Corvera aunque en esta ocasión la mayor parte del mismo discurrirá por La Estrada, Los Balagares y Santa Cruz. «Como novedad los participantes se podrán encontrar en algún punto del recorrido así sabrán como van el resto de equipos y corredores», explicó Mario Reis, organizador.

La primera de las tandas de deportistas saldrá a las 10.30 horas, partirán en grupos de cien y se espera que la categoría elite lo haga a las 13 horas. En medio, sobre las doce, los niños harán su propio recorrido por la pista espartana de la plaza. Se dispondrán una treintena de obstáculos, de los cuales doce serán sorpresa. «Traeremos nuevas pruebas que se conocerán el día de la carrera pero que asegurarán que quien quiera hacerse con la victoria tenga que esforzarse», comentó el organizador.

El grupo Brown Bears de Los Campos colabora de manera estrecha con la carrera. Su responsable, Damián Benigno, insistió en que esta edición «el invierno será el principal obstáculo al que se enfrenten los corredores». Al finalizar la prueba se organizará una paellada. Se trata de otra de las novedades de este año, en ella participarán los deportistas y sus acompañantes. «Queremos potenciar el espíritu lúdico de la prueba», resaltó Reis.

Solidaridad

La Storm Race volverá a apostar por unir deporte y solidaridad. Han vuelto a poner en marcha el 'Dorsal 0' para todas aquellas personas que no puedan o quieran participar en la carrera puedan hacer sus donaciones al proyecto con el que se colaborará este año, que será la Asociación 'Déjame tus piernas'. Se puede colaborar donando tres euros, a los que se sumarán los dorsales de los niños, a través de la web de la prueba. Hasta el momento ya se han recaudado 1.200 euros, que irán destinados a la compra de sillas de ruedas adaptadas a la práctica de todo tipo de carreras deportivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos