Las obras de ampliación de El Llar comienzan con el derribo del escenario

El alcalde, Iván Fernández, vistió ayer las obras junto a los responsables de la empresa. / MARIETA
El alcalde, Iván Fernández, vistió ayer las obras junto a los responsables de la empresa. / MARIETA

La primera fase de las obras, que durará más de un mes, contempla el cimbrado de la cubierta, la demolición de la fachada y la cimentación de nueva superficie

S. GONZÁLEZ LAS VEGAS.

Las obras de ampliación del teatro de El Llar han comenzado su primera fase. Tras retirar todo el mobiliario del interior, la empresa encargada de la obra, Cesme, ya ha empezado las tareas de demolición de la zona del escenario. Los operarios ya han derribado parte de la caja actual, que se verá incrementada tanto en fondo como en altura con esta inversión.

«Estamos demoliendo el forjado existente para después continuar con la cubierta que será alzada», explicó el jefe de obra. Los trabajos continuará con el cimbrado de la cubierta para evitar que esta se venga abajo cuando haya que tirar la fachada del teatro. «Una vez que esté asegurada procederemos a abrir el edificio por la parte posterior y así poder comenzar la cimentación de lo que será la parte ampliada», matizó el jefe de obras de Cesme.

El alcalde, Iván Fernández, y el concejal de Obras, Adolfo Alonso, visitaron ayer el teatro junto a los responsables de la obra, que fue adjudicada hace unas semanas por 511.632 euros. «Queríamos ver como iban las cosas. Todo va según lo previsto y esperamos que esté finalizada la obra a finales de año para después dotar el interior del mobiliario que requerirán las nuevas instalaciones», apuntó Fernández.

Para facilitar los trabajos de los operarios se ha vallado todo el entorno de El Llar, de manera que se ha cerrado el paso a los vehículos que aparcaban en la zona trasera del teatro, aunque se mantiene abierta la plaza exterior y el bar del centro cultural.

Esta primera fase de las obras se prolongará, previsiblemente, durante algo más de un mes y tras ella se podrá dar paso al resto de medidas a realizar antes de crear las nuevas estancias con las que se contará y que ayudarán a que el teatro pueda albergar espectáculos diferentes y un mayor número de espectadores.

350 metros más

Así, gracias a esta inversión, la mayor del año, se añadirán 350 metros cuadrados al edificio, que quedará repartido en un patio de butacas para más de cuatrocientas personas y un escenario, que contará con tres metros más a cada lazo y que ganará otros cuatro metros en altura respecto al que había hasta ahora. El proyecto contempla de igual forma reubicar el almacén actual y crear un nuevo pasillo que de acceso a los trabajadores y artistas al escenario.

El Ayuntamiento también tiene prevista la remodelación del parque infantil anexo a la edificación. Para finalizar, se prolongará el vial que va por el lateral del edificio para conectarlo con la calle El Roble y darle así salida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos