Las obras del saneamiento de Peroño, que costarán 468.864 euros, se finaciarán en dos años

Viviendas de Peroño que podrán conectarse al saneamiento. /  E. C.
Viviendas de Peroño que podrán conectarse al saneamiento. / E. C.

El convenio firmado entre el Ayuntamiento de Gozón y el Ministerio de Medio Ambiente permitirá al concejo recuperar la bandera azul

A. G.-O. LUANCO.

El saneamiento del barrio de Peroño, en Gozón, está más cerca que nunca. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el convenio firmado por el Ayuntamiento y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en el que se contempla la financiación en dos años de las obras, valoradas en 468.864 euros. De esta forma, la empresa pública Tragsa, recibirá 310.000 euros durante este ejercicio y 155.864,41 el próximo. Estos trabajos, que se iniciarán tras el verano, permitirán recuperar a la capital gozoniega la bandera azul, perdida esta temporada tras la renuncia del alcalde, Jorge Suárez.

En el convenio se establece la creación de una comisión de seguimiento, formada por un representante de cada una de las partes, para resolver los problemas de interpretación y cumplimiento que pudieran plantearse en la interpretación y aplicación de las cláusulas de este convenio. Asimismo, se contempla que «en el caso de la existencia de un mayor coste en la realización final de la obra, el Ayuntamiento de Gozón se compromete a hacer frente a ese gasto generando la aplicación presupuestaria con crédito suficiente».

El interés público que justifica la suscripción de este convenio viene determinado por la necesidad de poner en marcha actuaciones destinadas a conseguir que todos los municipios depuren adecuadamente sus aguas residuales.

Asimismo, según explicó en su momento el alcalde gozoniego, «debido a la delicada situación económica del Ayuntamiento alcanzamos un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente para que los trabajos fueran realizados por Tragsa, resultando así menos costosos por tratarse de una empresa pública que si tuviéramos que contratarlos a una entidad privada».

Servicio a 140 viviendas

Los trabajos darán servicio a un total de 140 viviendas que no disponen del mismo y que hasta ahora evacuan sus aguas residuales directamente al mar. Ésta es una de las razones por las que Suárez decidió, en su momento, renunciar a la bandera azul que podrá ser recuperada para la próxima temporada estival, con las obras ya finalizadas. El Ayuntamiento ha tenido que hacer frente, además, a varias multas por esta causa. La primera ascendió a 6.000 euros, con el apercibimiento de incrementar su cuantía si no se acometen las obras necesarias para evitar este tipo de emisiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos