Las obras de Santa María de Arroes empezarán en octubre

La iglesia de Santa María de Arroes, cuyas obras comenzarán en octubre. / A. G.-O.

Los vecinos han logrado reunir más de 34.000 euros, de los 42.000 necesarios. Una parte ha sido subvencionada por el Arzobispado

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Las obras para reparar el tejado de la iglesia de Santa María de Arroes están más cerca que nunca. El párroco Manuel Robles ha anunciado a los feligreses que su intención es comenzar los trabajos en octubre. La techumbre ha cedido ya en varias ocasiones, llegando a constituir un peligro para los feligreses. Además, el templo se ha convertido en foco de humedades. En un principio, la inversión necesaria sería de 42.000 euros. Para lograr la financiación, los vecinos iniciaron en marzo una campaña para recaudar los fondos necesarios. Por el momento, han logrado reunir más de 34.000 euros. De ello, una parte está subvencionada por el Arzobispado del Principado.

Los trabajos del próximo mes serán la primera fase de una obra que pretende reparar la totalidad del tejado. El templo cuenta con 350 años de antigüedad y se ha visto afectado por las condiciones meteorológicas. Por ello, la siguiente actuación será mejorar el resto de la estructura. En una de las entradas al templo se puede ver una gran mancha verde donde la pintura de la pared está comenzando a caerse.

El interior de las estancias no están mucho mejor. El moho se ha convertido en una parte más de la estructura del templo. Además, la caída del techo ha provocado que haya numerosos restos de madera por el suelo.

La idea del párroco es seguir, a continuación, por el cementerio. Una actuación que, por el momento, deberá esperar a que se lleven a cabo el resto de prioridades. «Podemos sentirnos orgullosos del esfuerzo común. Seguimos contando con los que mantienen su aportación y animamos a que haya más donaciones voluntarias, anónimas o no. La cuantía sirve cualquiera», animan desde la nueva junta parroquial. Y es que son muchos los vecinos que han optado por realizar una aportación de manera mensual.

La llegada del sacerdote Manuel Robles a principios de febrero, ha supuesto una renovación para la parroquia. Las deficiencias en el templo están presentes desde hace varios años, sin que su predecesor pudiese ponerle solución. La iniciativa de Robles ha hecho que esa situación esté cada vez más cerca. Si todo sale según lo previsto, las obras empezarán en los próximos días.

Fotos

Vídeos