La ocupación hotelera de Villaviciosa roza el 80% a la espera del buen tiempo

Varios visitantes, durante el festival del arándano del año pasado. / E. C.
Varios visitantes, durante el festival del arándano del año pasado. / E. C.

«Hace un mes hubo un arreón de reservas para agosto, pero ahora la cosa ha bajado un poco», afirma Iván Solares, del hotel Costa de Rodiles

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Este verano está llamado a ser uno de los mejores del concejo de Villaviciosa. A pesar de las condiciones meteorológicas de las últimas semanas, los establecimientos hoteleros maliayos rozan el 80% a expensas de que el tiempo vaya mejorando y les dé un empuje para llenar las pocas plazas que aún les quedan disponibles. «Hace un mes hubo un arreón importante de reservas para agosto, pero ha bajado un poco. La gente prefiere esperar a ver si mejora un poco la cosa», explica Iván Solares, del hotel Costa de Rodiles.

La amplia oferta turística, sus grandes playas y las numerosas actividades que copan el calendario veraniego son algunas de las razones para que cada año los datos turísticos vayan en aumento. Solo el año pasado, las oficinas de turismo de la Comarca de la Sidra incrementaron un 20% el número de consultas que recibieron durante los meses estivales. «Tenemos una tendencia al alza desde hace varios años. Todas las previsiones apuntan a que esta temporada va a ser igual de buena», asegura el responsable de Turismo, Miguel Ángel Naredo.

Encontrar una habitación disponible es cada vez más difícil. El precio medio supera los 60 euros por noche y en algunas plataformas de internet, incluso, no disponen de plazas para las dos próximas semanas.

Tanto en los grandes hoteles como en las más pequeñas casas rurales, el concejo ofrece posibilidades para todo tipo de gustos. «La gente viene a Asturias buscando naturaleza y tranquilidad. Con la crisis, muchos hoteles de tres y cuatro estrellas bajaron considerablemente los precios, pero los alojamientos rurales no solemos tener problemas», afirma Solares.

En cuanto a los orígenes de los visitantes, el mercado nacional sigue despuntando por delante de países como Alemania o Francia. Un nicho que se ha recuperado en los últimos años y que se ha ido afianzando en los últimos meses. Son ellos los que más pendientes del tiempo están a la hora de hacer sus reservas. «Nosotros tenemos mucho turista del sur y con la ola de calor que sufren allí, vienen buscando una temperatura más agradable», explica el dueño del hotel Costa de Rodiles.

Más

Fotos

Vídeos