La oposición sigue «con dudas» sobre el uso que dio Carreño a los fondos de la mancomunidad

El PP pide la intervención del Principado tras el informe que sitúa al ente en causa de extinción y critica el gasto de «miles de euros» en dicho estudio

PEPE G.-PUMARINO LUANCO / CANDÁS.

Las palabras de la alcaldesa de Carreño, la socialista Amelia Fernández, sobre el uso que dio el Ayuntamiento a fondos de la Mancomunidad del Cabo Peñas, calificados de irregulares por el presidente en funciones de la entidad (el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, también del PSOE), no han convencido a la oposición del concejo. El más contundente fue el edil de IU Ángel García, para quien las aclaraciones de la regidora, referentes a la compra de una retroexcavadora para el Ayuntamiento de Carreño utilizando una línea de ayudas de la mancomunidad, «lejos de poner luz al asunto, lo que hace es aumentar las dudas sobre el tema». En un comunicado, Amelia Fernández apuntaba que el Ayuntamiento sí se sirvió de esa vía para adquirir la máquina, pero que también aportó 50.000 euros. «En cualquier caso -dijo el edil-, prefiero ser prudente y esperar a la junta de portavoces de la próxima semana para ver si aparece algo de sentido común, porque el PSOE parece haber perdido el Norte. De ahí que hayamos pedido la dimisión de la alcaldesa».

El portavoz de Foro, Carolo López, le reprochó que «no dé antes explicaciones a los grupos políticos. No sé si tiene miedo a comparecer en la junta, pero eso está dentro de su condición de político responsable». Por su parte, su homólogo del Partido Popular, José Ramón Fernández, aludió al informe jurídico, firmado por la Universidad de Oviedo, que concluye que la mancomunidad está en causa de disolución. «No entendemos por qué el Principado se pone de perfil en este caso. Tendría que ser la Administración regional la encargada de llevar a cabo el procedimiento para hacer efectiva la disolución», apuntó. Asimismo, criticó el gasto de «miles de euros» que ha generado la petición, por parte del Ayuntamiento de Carreño, de dicho estudio a la Universidad.

Por su parte, el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, quiso mantener ayer una postura de moderación tras las declaraciones de su compañera de partido. «La mancomunidad tiene que mirar al futuro dejando despejado el presente y el pasado», apuntó, en clara alusión a las irregularidades que él ha detectado. Aun así, desde su punto de vista, la crisis por la que atraviesa la unión de concejos «es de largo recorrido, pero tiene solución». Y comparó la situación actual como la heredada en el Ayuntamiento de Gozón: «Hay que ver qué cosas se hicieron mal, aclararlas y dejarlas cerradas. Ésta es la estrategia que hay que seguir a partir de ahora con la mancomunidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos