El orgullo de ser corveranos

Alejandro Pérez, Marta García Sarabia, Iván Fernández García y José Luis Valle Cuervo, ante el hórreo del Llar de Las Vegas.
Alejandro Pérez, Marta García Sarabia, Iván Fernández García y José Luis Valle Cuervo, ante el hórreo del Llar de Las Vegas. / MARIETA

El Llar acoge la entrega de los galardones a los ciudadanos ejemplares del concejo

M. PICHEL AVILÉS.

Lo dijo Bras Rodrigo en un vídeo: «Los corveranos nacemos donde queremos, yo en Perlora, y estoy muy agradecido a este concejo». Él, director de la prestigiosa Banda de Gaites del Corvera y profesor de la Escuela de Música, fue uno de los distinguidos ayer como corveranos ejemplares, en la ceremonia de entrega que tuvo lugar en el Llar. No pudo recogerlo, al encontrarse por cuestiones laborales en la República Dominicana. Tampoco pudo hacerlo la reportera Aris Fernández, trabajando estos días en Turkmenistán; aunque sí estuvo su compañero, y junto a ella autor de documentales, y asimismo galardonado, Alejandro Pérez, más conocido como Álex Galán. También asistió otra de las reconocidas, la musicóloga Marta García Sarabia, así como el más veterano de todos, el empresario José Luis Valle Cuervo. El alcalde de Corvera, Iván Fernández, entregó los honores a sus conciudadanos, en una ceremonia presentada por Dolfo Camilo Díaz, responsable del área municipal de cultura, y la actriz corverana María López Barrio. Gerard Bernalte, a la guitarra; Lidia Muñiz, con la gaita, y la voz de Noelia Díaz, pusieron el contrapunto musical a la ceremonia.

Como dijo el alcalde de Corvera, Iván Fernández, «el premio al corverano ejemplar surge para reconocer a nuestros vecinos, al margen de ideologías y edad, solo por sus méritos, capacidad y talento». Y el primero en salir a la palestra a recogerlo fue José Luis Valle Cuervo. «Yo pienso más en los jóvenes, que inician este caminar en la vida. Esto es un reconocimiento al esfuerzo que se ha hecho, a superar las dificultades con tesón, capacidad y esfuerzo. Si se hace así, lo demás vendrá», agradecía quien hoy es propietario de la reconocida empresa corverana Maderas Valle Cuervo, fundada por su padre en 1916 y de la que él se hizo cargo con apenas 20 años. Tuvo que aparcar algunos de sus sueños, como el ser aviador, pero a cambio desarrolló su carrera laboral, y como destacó María López en su glosa, «dio trabajo a muchos corveranos y asturianos».

En Santo Domingo

Al encontrarse en Santo Domingo, no pudo recoger su premio Bras Rodrigo, que tiene entre manos la puesta en marcha del Muséu de los Países Celtes en Villa. Agradeció el reconocimiento a su trabajo en Corvera, adonde llegó «porque necesitaron un gaitero en una de las fiestas de San Juan del pantano de Trasona». De ahí, a montar la Banda de Gaites, solo hubo un paso. Una de las componentes, Lidia Muñiz, recogió el premio en su nombre.

También recogió el premio al corverano ejemplar Alejandro Pérez, reportero y autor de documentales, lo hizo en su nombre, y en el de su compañera Aris Fernández. Para él, el reconocimiento tiene «más valor porque se da a gente que no somos figuras, sino que los vecinos han considerado que realizamos trabajos que transmiten nuestra pasión; que nos los den ahora, que estamos empezando, es un orgullo». Desde un vídeo, también lo agradecía Aris, estos días trabajando en Turkmenistán: «Pensé en dedicárselo a mi madre, y sí, eso es lo que haré».

También mostró su especial agradecimiento la musicóloga Marta García Sarabia, siempre activa, y autora del exitoso libro 'Jesucristo Superstar: la pasión de Camilo Sesto'. «Par mí es un honor, un orgullo, el reconocimiento a mi carrera musical; yo crecí aquí, me formé aquí, y esto es un incentivo para seguir trabajando», afirmó.

Fotos

Vídeos