El Papa bendice a la cofradía de Villaviciosa en su 350 aniversario

Los cofrades portean a la Virgen del Rosario y el Resucitado tras encontrarse en la plaza de Carlos I. / P. UCHA
Los cofrades portean a la Virgen del Rosario y el Resucitado tras encontrarse en la plaza de Carlos I. / P. UCHA

«Pese al mal tiempo, nuestra Semana Santa no ha perdido emoción», dice la hermandad y el alcalde destaca la alta ocupación hotelera

ELENA RODRÍGUEZ VILLAVICIOSA.

Era un detalle que el mayordomo de la Cofradía de Jesús Nazareno no esperaba. Muy emocionado, Nicolás Rodríguez, subió al altar de la iglesia de Santa María de Villaviciosa para fundirse en un fuerte abrazo con el párroco, Jorge Cabal, el encargado de sorprender a una hermandad que agrupa a más de 1.700 cofrades. A punto de finalizar la eucaristía de Pascua, «el día más importante para los cristianos», el sacerdote anunciaba que la parroquia había solicitado al Papa Francisco su bendición apostólica para la agrupación, impulsora de la Semana Santa maliaya y que este año cumple 350 años de su fundación. «Su santidad Francisco imparte de corazón la implorada bendición apostólica al hermano mayor y los cofrades de Jesús Nazareno de Villaviciosa con ocasión del 350 aniversario de su fundación e invoca, por intercesión de María Santísima, abundancia de gracias divinas». Éste fue el mensaje que envió el sumo pontífice y que viene recogido en un documento que Cabal entregó a Nicolás Rodríguez ante los fieles que llenaban la iglesia y que respaldaron el gesto con un largo aplauso.

«Es un detalle de aprecio y reconocimiento con la cofradía por la magnífica labor que está realizando para ayudar a vivir la Semana Santa con fe y respetando la tradición heredada», apuntó Cabal. «La bendición -añadió- es un signo de cómo Dios cuida de nosotros y esto es lo que deseo a la cofradía: que Dios descienda sobre ellos y que su trabajo pueda seguir dando buenos frutos». Así acababa la programación de la Semana Santa maliaya, aunque no los actos de celebración, pues está previsto que en julio se inaugure el Museo de la Semana Santa en San Juan de Capistrano, donde se guardará la bendición apostólica del Papa. «Puede que la Semana Santa haya perdido en vistosidad por el mal tiempo, pero no en emoción», decía Nicolás Rodríguez a modo de balance, haciendo hincapié en el recogimiento con el que se vivieron los actos principales: el sermón de El Encuentro, el miércoles santo, y el Desenclavo, el viernes, en el interior de la iglesia.

Junto a él, «compartiendo la alegría» de la cofradía y su «orgullo por una Semana Santa que cumple 350 años, algo que no todos pueden decir», estaba el alcalde de concejo, Alejandro Vega. También él aludió a las adversas condiciones meteorológicas, lo que no ha sido óbice para que «Villaviciosa haya estado llena de actividad. Hemos recibido a mucha gente y en unos días el sector hostelero podrá dar cuenta de los resultados, así como el de la hotelería, pues la Semana Santa, unida a la Rodiles Cup (torneo de futbito) ha llenado los alojamientos», señaló el primer edil.

Previamente, cientos de vecinos y turistas acompañaron a la Virgen del Rosario (que salió de la iglesia de La Oliva) y a Jesús Resucitado (de la parroquial) en su recorrido hasta encontrarse en la plaza de Carlos I, donde se despojó a María de luto y del manto negro en el día de Resurrección. Entre quienes portearon al Resucitado, el gaitero José Ángel Hevia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos