El paseo marítimo candasín, cerrado este mes al tráfico para su rebacheo

Arreglar los daños es el paso previo a renovar el pavimento. Queda anulada la parada de la línea Candás-Gijón en la calle Pedro Herrero

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El paseo marítimo, entre Candás y la parroquia de Perlora, estará cerrado al tráfico rodado en ambos sentidos todo este mes de mayo. Así lo anunció ayer el Ayuntamiento, quien explicó que el motivo son las obras de rebacheo que se van a realizar. Son el paso previo

al proyecto de renovación de todo el pavimento. Los trabajos fueron contratados a la empresa Obras, Servicios y Construcciones del Principado de Asturias, y las actuaciones se llevarán a cabo sobre una superficie total de 950 metros cuadrados.

De esta manera, el corte del tráfico rodado afectará también a la parada situada en la calle Pedro Herrero de la línea de autobuses entre Candás y Gijón, que quedará anulada durante la duración de las obras. Así, para acceder a Candás desde Perlora los vehículos deberán utilizar la carretera CE-2 en dirección a la AS-118, más conocida como la ronda de Candás, y se mantendrá el acceso al puerto desde la calle de Pedro Herrero.

Según explicó el concejal de Urbanismo, Gabriel Rodríguez, el rebacheo consistirá en una retirada parcial del pavimento existente, el rejunteo y compactado entre las piezas de adoquinado y la actuación sobre elementos complementarios como son las tapas de registro, las cunetas y los bordillos. «Estas obras serán una primera actuación que se complementará con una toma de muestras para el estudio geológico que se está elaborando desde el Ayuntamiento con vistas a diseñar una posterior actuación global sobre la calzada», añadió.

Este proyecto técnico fue encargado por el Consistorio el pasado mes de febrero. En él se analizó la intensidad de los tráficos rodados, el estado de subsuelo y la situación de la base del actual pavimento.

Paralelamente, se encargó un análisis del proyecto de recuperación de la fachada marítima de Candás, redactado en 2005 por el Principado, para comprobar su grado de cumplimiento del mismo. Otros trabajos consistirán en la obtención de datos geotécnicos que sirvan para conocer la resistencia del terreno que sustenta el pavimento. El presupuesto de este proyecto es de 5.626 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos