Patrimonio declarará Bien de Interés Cultural siete hórreos de Villaviciosa

Lucía Montejo, de Podemos, en la charla en la Casa de los Hevia. / PAÑEDA
Lucía Montejo, de Podemos, en la charla en la Casa de los Hevia. / PAÑEDA

Destacan por su decoración y están en Buslaz, Vallinaoscura, La Ribera, Piedrafita, Fuentes, Lloses y Perviyao

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El Pleno del Consejo de Patrimonio Cultural del Principado ha aprobado la propuesta de declarar siete hórreos de Villaviciosa como Bienes de Interés Cultural (BIC), junto con otros veintinueve del resto de Asturias. Destacan por su antigüedad, sus características constructivas y su decoración y, en la mayoría de los casos, se encuentran en buen estado. Están ubicados en Fuentes, Piedrafita, Buslaz, Perviyao, La Ribera, Lloses y Vallinaoscura.

Este último se encuentra cerca del monasterio de Valdediós. No presenta desplomes y destaca por «un conjunto figurativo de gran simbolismo». Según explica la consejería, en sus paredes se adapta la representación de San Miguel y el dragón al ideario rural. «Desde el corredor se ve brillar el cielo a través del alero», asegura. Una característica que lo ha llevado a ser propuesto para su protección.

El hórreo de Lloses, más conocido como el de Ángel, fue sometido recientemente a una amplia intervención. Durante la actuación. Los liños y sobreliños -«de gran significación decorativa»- se trasladaron al Museo del Pueblo de Asturias, en Gijón y en él se colocaron otros nuevos en los que se imita la decoración existente.

No fue el único reformado recientemente. En el de Perviyao, las vigas laterales han sido sustituidas por piezas nuevas. «Se sabe que el hórreo estaba junto a los robles en la plaza del pueblo y que por el crecimiento de la localidad fue trasladado al lugar alejado que ocupa hoy en día», explican.

En la edificación de La Ribera no se detectaron derrumbes, aunque sí presenta indicios de humedades. «La cubierta está colonizada por la vegetación y hay señales de que ha perdido la impermeabilidad en varios puntos».

No es el caso del de Piedrafita, donde la decoración del hórreo se realizó con talla a bisel policromada en blanco, negro y rojo. Se focaliza en la fachada principal, ubicada hacia el norte, siendo casi inexistente en las otras tres.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos