Las playas maliayas pierden usuarios en el mes de agosto

Rodiles registró 239.200 visitantes, 22.800 menos que en 2016. El equipo de socorrismo realizó 161 intervenciones y cinco rescates

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El verano en Asturias se ha caracterizado por los días nublados, las lluvias intermitentes y la falta de sol. Una circunstancia que ha provocado que los arenales del Principado hayan mostrado en muchas ocasiones un afluencia escasa. Es el caso de las playas de Villaviciosa que este año han perdido usuarios respecto a 2016, cuando se llegaron a registrar cifras de récord. En concreto, Rodiles ha recibido 22.800 visitantes menos, con un total de 239.200. Lo mismo ha ocurrido en La Ñora, Playa España y Merón, según datos recogidos por el coordinador de Salvamento de Playas de Villaviciosa, Borja Madiedo.

Al igual que ocurrió en el mes de julio, los días de mayores afluencias se han producido los fines de semana de buen tiempo, registrando grandes atascos también en las carreteras del municipio. En esa ocasión, Rodiles logró imponerse al mal tiempo con 240.200 usuarios, un millar más que en agosto. La disminución de visitantes no ha visto mermada el número de incidencias a los que los socorristas han tenido que hacer frente. En total, han realizado 161 intervenciones, la mayoría por heridas y picaduras. A ellas se unen cinco rescates. De ellos, tres acabaron siendo trasladados al ambulatorio de Villaviciosa. En una ocasión fue necesario llamar al Servicio de Emergencias del Principado, ya que uno de los bañistas se había quedado atrapado en un acantilado y fue necesaria la intervención del helicóptero.

46 incidencias en La Ñora

El servicio de salvamento estará operativo hasta el 20 de septiembre

El resto de arenales del municipio también han recibido un menor número de visitas respecto a años anteriores. En concreto, La Ñora ha tenido 25.3000; Playa España, 20.800; y Merón, 3.900. Unas cifras muy alejadas de las del pasado año, cuando la playa de Quintueles registró 40.000 usuarios y la de Quintes 35.000.

En lo que respecta a intervenciones, el equipo de socorristas de La Ñora es el que más trabajo, después de Rodiles, ha tenido con 46 incidencias y siete personas rescatadas. Dos de ellas tuvieron que ser trasladadas, aunque ninguna de ellas de especial gravedad.

La pérdida de usuarios se ha visto reflejada también en las carreteras, donde se han registrado menos atascos que otros veranos. A pesar de esto, los días de mayor afluencia los conductores han llegado a esperar retenciones de casi una hora. Las medidas tomadas por la Dirección General de Tráfico, cortando carriles e informando a través de los carteles, parecen no haber tenido los resultados esperados. Una situación muy distinta es la del bus lanzadera hasta Rodiles, puesto en marcha por primera vez esta temporada y que ha sido muy bien valorado por los usuarios.

El servicio de salvamento, formado por veinte profesionales, se mantendrá en las playas de Villaviciosa hasta el próximo miércoles 20 de septiembre, cuando se dé por finalizada la campaña de baños de este año.

Fotos

Vídeos