Las playas reciben 345.500 bañistas y mantienen la pérdida de visitantes

La meteorología hace que los visitantes locales desistan de acercarse a los arenales y que sean los turistas quienes hacen más uso de ellos

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Las playas de Castrillón recibieron a lo largo de agosto 345.500 bañistas. A pesar de que aumentó en un 34% el número de visitantes respecto al mes anterior, el global de verano tiene saldo negativo para los arenales locales. Las siete playas no lograron alcanzar el número de usurarios del año pasado y pierden fuelle. Una disminución que es aún mayor si se compara con los últimos cinco años, cuando en el total del verano se acercaban a Castrillón 1,1 millones de personas, frente a las 674.278 de esta temporada.

«Los datos son estimativos. Se nota menos afluencia pero la pieza clave es la meteorología», comentó el coordinador del servicio de Salvamento en Playas, Ignacio Flórez, encargado de realizar el informe estadístico mensual. El verano se ha caracterizado por su climatología cambiante, con muchos días nublados y de lluvias que hicieron que los arenales luciesen prácticamente vacíos. «Agosto suele mantenerse todos los años porque llegan muchos turistas. Dónde de verdad se nota la diferencia es en los meses de junio y julio, hay menos visitantes y si hace malo los vecinos de la comarca no vienen a la playa», puntualizó Flórez.

A pesar de esto, Salinas y San Juan siguen a la cabeza del resto de arenales en cuanto a visitantes, aunque cada vez gana más adeptos Santa María del Mar, que estrenó este verano su bandera azul. En el informe mensual también se hace referencia a las incidencias resueltas por el equipo de Salvamento en Playas, que el último mes ascendieron a 386. En su mayoría se corresponden con lesiones por animales marinos, terrestres o bien por heridas y contusiones, que supusieron 315 de las intervenciones.

Los socorristas intervinieron en 25 rescates a lo largo de todo el mes, diecisiete de ellos hechos por el equipo mientras que el resto precisó de la ayuda de las embarcaciones. La playa de Salinas también lidera el ránking de rescates, con dieciséis de los efectuados el último mes, otros ocho se realizaron en Bayas y el último en San Juan de Nieva. Muchos de ellos tuvieron que ser realizados cuando las condiciones marítimas desaconsejaban el baño por lo que la bandera ondeaba roja o amarilla. «Hay que hacer caso de las indicaciones de los socorristas y de las banderas. Es algo que recordamos a lo largo de todo el verano pero que aún así los bañistas siguen sin hacer caso. No solo se ponen en peligro ellos sino a los propios socorristas», recalcó la concejala de Interior, Mar González.

De estas intervenciones e incidencias se produjeron seis traslados, todos ellos en la playa de Salinas (tres en ambulancia y otros tres en otros medios de transporte). Por otro lado, cabe destacar que el equipo de Salvamento tuvo que mediar en catorce problemas de orden público y seguridad ciudadana, diez de ellos ocurridos en Bayas.

Además, se perdieron dos niños y a dos personas les dio una insolación en Salinas, mientras que nueve fueron atendidas por cuerpos extraños en ojos.

Fotos

Vídeos