El polígono de Les Baragañes contará con una depuración previa de las aguas

El alcalde de Villaviciosa replica a la coordinadora ecologista, que ve el saneamiento insuficiente y teme una nueva contaminación de la ría

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El polígono de Les Baragañes, actualmente en fase de evaluación ambiental, contará con una depuración previa de las aguas antes de que éstas sean vertidas al colector municipal. Así lo aseguró ayer el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, ante las alegaciones presentadas por la Coordinadora Ecologista de Asturias al proyecto. La entidad defendía que la capacidad del sistema es «insuficiente» con el diseño actual. Una argumentación que, según ha asegurado el regidor, todavía no les ha llegado de forma oficial.

En sus alegaciones, la coordinadora argumentó que la suma de este nuevo caudal en el sistema de saneamiento aumentaría los efectos de las inundaciones crónicas. Además, añadían, las aguas acabarían depositándose en la ría, que se encuentra desde hace años cerrada al marisqueo por contaminación. En este sentido, el alcalde recordó que para cuando se lleve a cabo la construcción del polígono ya se habrán terminado varias de las obras en materia de saneamiento que se están realizando a día de hoy, como la de los estanques de tormenta que se construirán en el Salín y el Carbayu.

Compromisos ambientales

«El proyecto va a cumplir con todas las medidas ambientales que sean requeridas», afirmó el regidor. Asimismo, la iniciativa cuenta con un informe del equipo de abastecimiento que recoge la capacidad suficiente del sistema para suministrar agua a la zona, otra de las críticas de los ecologistas.

El polígono, aseguró Vega, es «una demanda ciudadana histórica». El proyecto completa la creación de un espacio de cercanías donde se instalarán pequeñas y medianas empresas del entorno urbano. Fue una propuesta presentada al Ayuntamiento por los propios dueños de los terrenos. «En el equipo de gobierno creemos en la libertad de empresa», afirmó el alcalde ante la postura de los ecologistas. Ellos defendían que se trataba de «un suelo fértil, llano y no inundable que en la actualidad está siendo utilizado en su mayoría para siega de pasto y como plantación de maíz».

Vega, quien recordó que la coordinadora está en todo su derecho de presentar alegaciones, lamentó que éstas fueran de total oposición a la construcción del polígono. Para el alcalde, el argumento de que «hay varios millones de metros cuadrados de terreno sin usar en veintisiete polígonos en toda Asturias» no es razón suficiente para no sacar adelante el proyecto de Les Barañages o el de Cazanes, en el que también están trabajando desde el Ayuntamiento. El propio Plan Estratégico elaborado sobre el municipio por la Universidad de Oviedo recoge la falta de suelo industrial en el concejo, una de las principales deficiencias por solventar.

El municipio solo cuenta con un pequeño espacio de estas características en la zona de El Salín. Por su parte, el de Les Baragañes ocuparía un espacio de 42.000 metros cuadrados. Para poder salir adelante, la Comisión de Asuntos de Medio Ambiente de Asturias deberá dar luz verde al proyecto. Será entonces cuando el Ayuntamiento maliayo se defienda de forma oficial ante las alegaciones presentadas. «Creemos en la iniciativa empresarial y defenderemos la conservación de los valores ambientales», afirmó el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos