«Los porreos tienen un negro futuro»

El agua continúa entrando en los porreos de la ría. / A. G.-O.
El agua continúa entrando en los porreos de la ría. / A. G.-O.

La entrada constante de agua salada en los terrenos ha provocado que ya no se vea ganado en la zona Cubera critica la falta de medidas tras un año de la rotura del muro de contención

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El agua continúa entrando sin obstáculos a los porreos -terrenos ganados al mar- de la ría maliaya casi un año después de la primera rotura. Con la caída de los muros de contención del porreo de Cavanilles, o de La Marquesa, el pasado enero saltaban todas las alarmas. A punto de cumplirse un año de aquel incidente, las medidas brillan por su ausencia y la problemática sigue avanzando sin que nadie la frene. La negativa de Demarcación de Costas a hacerse cargo de los daños a pesar de tener la titularidad de los terrenos dificulta la postura del Ayuntamiento de Villaviciosa, que no cuenta con las herramientas necesarias para remediar el tema.

La pérdida de terrenos, ya anegados por el agua salada, se ha visto agravada por la ausencia de ganaderías en la zona. Recuperarlos podría llevar, en opinión de Ángel Valle, vicepresidente de la Asociación Amigos del Paisaje Cubera, «entre veinte y treinta años». La organización cultural es una de las que más se ha movilizado a lo largo de estos meses para intentar poner freno a esta situación. El último paso lo dieron a principios de verano cuando solicitaron la intervención del Defensor del Pueblo. El ente público se puso en contacto con las diversas administraciones, tanto regional como nacional, aunque a día de hoy siguen esperando una respuesta.

DATOS DE INTERÉS

Antigüedad
Los porreos empezaron a tomar protagonismo en el siglo XIX y empezaron a ser adquiridos por particulares.
Número reducido
En la actualidad, hay localizados más de una decena, ubicados en los dos márgenes de la ría maliaya.
Función
Estos terrenos han sido usados desde el principio para la instalación de plantaciones y explotaciones ganaderas.

Ángel Valle ve «muy negro» el futuro de los porreos maliayos, los cuales podrían suponer un importante empuje económico para el concejo. Recuperarlos posibilitaría, a su juicio, la instalación de ganaderías, como había antiguamente, así como la creación de una zona de terreno para el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos