Preocupación en el Pleno por el centro de salud de Manzaneda

Jorge Suárez. :: P. G.-P,
Jorge Suárez. :: P. G.-P,

Jorge Suárez asegura que las instalaciones seguirán abiertas, pero la corporación pide más información sobre su situación

A. G.-O. LUANCO.

La preocupación por la falta de personal que las últimas semanas ha sufrido el centro de salud de Manzaneda llegó ayer a la sesión plenaria del Ayuntamiento de Gozón. Los vecinos han anunciado que tomarán las medidas que sean necesarias para que el médico y la enfermera trabajen de forma continua en las instalaciones de la parroquia y no tengan que acudir a Luanco, como ocurre en la actualidad. Ante esta situación, la corporación municipal aprobó por unanimidad una propuesta presentada por el PP para solicitar a la Consejería de Sanidad más información sobre este tema, aunque el alcalde, Jorge Suárez, aseguró que no tienen intención de cerrar el centro de Manzaneda.

En caso de que esto no se cumpla, los vecinos de la parroquia ya han anunciado su intención de movilizarse. «Nuestro centro alberga personas de diferentes parroquias y no estamos dispuestos a que se nos trate así», aseguraron.

Otro de los puntos que salió adelante, gracias a la abstención del PP y el PSOE, fue la moción de Izquierda Unida-Equo para instar al Consejo de Gobierno a que solicite de manera inmediata al Ministerio de Agricultura y Pesca el cambio de verificación de los cultivos para las ayudas del pago verde, que en Asturias pasaría a ser del 15 de enero al 15 de abril. Esto permitiría, según explican, que «las explotaciones de más de 30 hectáreas que siembren maíz puedan cumplir con los requisitos de diversificación de cultivos». No fue así la propuesta, presentada por el mismo grupo, para «garantizar de cara al próximo curso el incremento de unidades y plantilla en las escuelas de 0 a 3 años, allá donde la demanda lo requiere».

Cuentas generales 2016

Por su parte, el equipo de gobierno logró sacar adelante las cuentas generales del pasado año con la abstención de Izquierda Unida y el voto en contra del Partido Popular. «Consideramos que la ejecución del presupuesto no fue la que debería», explicó el portavoz de IU, Isaac Frade. Por eso, decidieron postularse en contra de la aprobación del remanente de tesorería, el cual ascendería a 1.550.874 euros. Parte de ese dinero son inversiones que no se habrían ejecutado.

Fotos

Vídeos