El presidente vecinal de Candás espera dar el relevo tras 16 años

Luis Fernández, actual presidente./
Luis Fernández, actual presidente.

Luis Fernández anuncia la apertura del proceso electoral, al que se pueden presentar candidaturas hasta el 16 de marzo

A. G.-OVIES CANDÁS.

La asociación vecinal de Candás busca renovarse. La entidad acaba de abrir el plazo para la presentación de nuevas candidaturas a la junta directiva, tras finalizar el mandato de cuatro años de la actual. La incertidumbre sobre si alguien querrá dar un paso adelante está en el aire, aunque el presidente vigente, Luis Fernández, no tira la toalla. Tras dieciséis años en el cargo, afirma que espera poder dar el relevo a gente más joven, aunque reconoce que no va a ser tarea fácil. «El gran problema de las asociaciones vecinales es la renovación. No solo en Candás, sino en casi todos los concejos asturianos», asegura.

El año pasado logró la incorporación de nuevas personas a la junta directiva, pero a pesar de ello se vio obligado a seguir en el cargo. «Tendremos que esperar a ver qué pasa ahora, pero si no se presenta una candidatura alternativa deberemos empezar a plantearnos la opción de tener que ir buscar a gente», afirma. El plazo para presentar las propuestas estará abierto hasta el próximo 16 de marzo. La documentación deberá ser entregada en la sede vecinal, ubicada en el Centro Polivalente La Baragaña.

El saneamiento y los vertidos

La nueva candidatura, si la hay, deberá hacer frente a varias causas que la asociación viene defendiendo desde su fundación, hace ya veinte años. La principal, en palabras de Fernández, es el problema del saneamiento en el casco urbano y los vertidos a la Pregona. «Tenemos depuradora, estamos conectados a la de Gijón, no se entiende que siga habiendo vertidos», critica. La situación supone un handicap para el turismo, ya que suele provocar malos olores. La entidad denunció este verano varias emisiones que, según explicaron en su momento, vienen repitiéndose desde el año 2005 sin que se haya puesto solución alguna.

Además, otro de los ámbitos que debe perseguirse desde la asociación, a su juicio, es la mejora de la limpieza de la localidad candasina. «El problema de la precariedad laboral de la plantilla municipal hace que muchas veces no cuenten con efectivos suficientes para dar los servicios básicos, sobre todo, durante los meses de verano», explica Fernández, quien considera que el primer paso es que el equipo de gobierno municipal reconozca esta situación.

Otro punto importante para el presidente vecinal es el desarrollo del conocido como Plan Albo, así como el mantenimiento de sus edificios. El Plan Especial de Reforma Interior (PERI) consistiría en desarrollar urbanísticamente las parcelas que ocupan las instalaciones de la fábrica de Albo. Se edificarían 97 viviendas y se cerraría la plaza existente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos