El presupuesto se votará en enero y dedicará 1,5 millones a inversiones

Soraya Casares. / MARIETA
Soraya Casares. / MARIETA

El equipo de gobierno recurrirá de nuevo a un crédito con cargo al remanente para completar las cuentas que ascenderán a 19 millones de euros

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El equipo de gobierno de Izquierda Unida llevará a votación al Pleno de enero los presupuestos municipales para el próximo año. De ser así, se adelantaría su aprobación un par de meses respecto a los anteriores ejercicios. Lo que no cambiarán serán las líneas generales de su borrador ya que el techo de gasto municipal volverá a ser de 19 millones de euros según explicó la concejala de Hacienda, Soraya Casares, quien recalcó que el capítulo de inversiones volverá a tener 1,5 millones.

Los ediles del equipo de gobierno ya tienen perfiladas sus partidas, que compartirán con el resto de la oposición a partir de esta semana. «El PP ya nos ha hecho llegar sus propuestas para los presupuestos y ya hemos intercambiado algunas ideas pero a partir de esta semana se las mostraremos al resto de la oposición para sentarnos a negociar, especialmente como en anteriores años con el PSOE», destacó la edil. Las cuenta destinarán la mayor parte del dinero a sufragar los gastos corrientes y de servicios, en concreto más de un 80%. Tras amortizar este año más de 2,6 millones de deuda, Izquierda Unida pretende seguir rebajando este capítulo el próximo año, en concreto se reducirán 657.000 euros del montante total, que en la actualidad asciende a 2.009.687,50 euros.

«Pediremos un nuevo crédito con cargo al remanente. Es complicado de definir pero la única posibilidad que nos deja la legislación actual es esa pese a tener dinero en el remanente», indicó Casares. Con el crédito, de unos 500.000 euros se sufragarán parte de las inversiones del próximo año. «En total volveremos a tener 1,5 millones. Esto se nos permite porque no nos endeudamos al pedir el crédito porque vamos a amortizar más de lo que es la deuda del préstamo», indicó la edil de Hacienda.

Aún no se han dado a conocer las inversiones que contempla el equipo de gobierno en sus presupuestos aunque si se ha insistido en que «seguirán la línea de trabajo que venimos llevando» por lo que se espera una mayor partida para la concejalía de Turismo, que ya anunció que mejorará la señalización de las sendas y rutas del concejo. Así mismo, desde la oposición urgen una partida para el complejo deportivo de Ferrota y para la senda de Coto Carcedo, dos de los proyectos más demandados esta legislatura.

La votación en el Pleno se incluirá en el orden del día ordinario aunque no se descarta tener que recurrir a un pleno extraordinario, dependiendo del rumbo de las negociaciones de estos días con la oposición. «Esperamos que nos aporten proyectos constructivos y se valorarán. Nosotros hemos ido encajando las necesidades de cada área para que ninguna dejara fuera sus proyectos más importantes», comentó Soraya Casares.

Los dos últimos años Izquierda Unida logró consensuar y pactar los presupuestos con el PSOE, que introdujo en ellos varios proyectos e inversiones propios. Estos últimos están a la espera de conocer el borrador para plantear sus peticiones antes de decidir si vuelven o no a apoyar las cuentas planteadas por el equipo de gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos